•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Días atrás los Reales de Kansas City cambiaron a los Cerveceros de Milwaukee al defensor de la tercera base Mike Moustakas. Tal cambio era un viejo anhelo de los aficionados que deseaban ver al nicaragüense Cheslor Cuthbert convertirse en el antesalista titular de los Reales. Sin embargo, ahora que la tan esperada noticia es una realidad, ha pasado inadvertida entre los seguidores del beisbol nacional. Y no es para menos, pues lo que pudo ser una gran oportunidad para Cheslor,  podría no serlo si el nica no se recupera pronto de los males físicos que lo tienen fuera de acción desde el pasado 14 de mayo. De acuerdo con el último reporte de los Royals, Cheslor fue transferido a la lista de inhabilitados por 60 días. 

A partir de la temporada del 2015 y sobre todo después de haberlo visto hacer un gran trabajo en el 2016 cuando jugó 128 partidos defendiendo la antesala en sustitución del lesionado Moustakas, se consideró que Cheslor sería el estelar tercera base de los Royals una vez que Mike dejara el equipo por cualquier circunstancia. No obstante, ahora que se abrió la puerta que tanto había tocado, Cheslor no está listo para entrar y asumir el rol para el cual estaba destinado. 

Cuthbert fue puesto en la lista de lesionados a mediados de mayo y a finales de junio fue enviado a completar un proceso de rehabilitación en Triple A, sin embargo, luego de seis encuentros disputados con el Omaha recayó de sus dolencias y entonces los médicos decidieron que debía dejar de jugar por varias semanas. Ayer se conoció que la organización decidió ponerlo en la lista de peloteros inhabilitados por dos meses.

¿Chance perdido?

Tomando en cuenta que los Reales necesitan a una figura que defienda tan bien la antesala como lo hacía Moustakas y que el regreso de Cheslor está a meses de distancia, el equipo deberá mover piezas en busca de mantener fuerte la defensa de su infield. Es este factor el que pone en incertidumbre el regreso como titular de Cuthbert al equipo grande, pues si durante su ausencia los Reales logran consolidar la defensa de su cuadro interior, se le hará complicado, una vez esté de regreso, conseguir el establecimiento que tanto ha buscado desde su debut en el 2015. Eso sí, Cheslor debe mantenerse entre las opciones de Kansas City de cara a una reconstrucción, pero será clave que más temprano que tarde se recupere a plenitud de sus males en la espalda.

El infielder nicaragüense se fue a la lista de lesionados con un pobre promedio ofensivo de 194 puntos como resultado de haber conectado 20 imparables en 103 turnos al bate a lo largo de 30 desafíos, mismo recorrido en el que anotó 11 carreras y empujó siete, conectó dos dobletes y tres cuadrangulares, negoció 11 bases por bolas y se ponchó 23 veces.