•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las cifras con las que el derecho de 30 años, Chris Archer, llega a los Piratas (3-5 y 4.31), no son alentadoras para un equipo que necesita urgentemente ayuda monticular, pero la gerencia de Pittsburgh espera que por fin él muestre un potencial que extrañamente ha permanecido oculto pese a ser diagnosticado tantas veces.

¿Cómo ha sido posible que los llamados expertos tengan cuatro años de estarse equivocando con las proyecciones de Archer, considerándolo constantemente como un ganador del Cy Young en la Liga Americana? Publicaciones como The Sporting News, Baseball Weeakly, Baseball Diggest, el Athlon, Street and Smith y otras, han estado sobrevalorando a Archer año tras año, viendo cómo sus cálculos se estrellan en la nada.

Archer, quien debutó en el 2012, solo ha superado el total de 10 triunfos, una vez en el 2015, llegando a 12, pero con 13 derrotas. Cierto, el equipo de Tampa en este 2018 se mueve a la orilla de la mediocridad con registro de 54-53, en la frontera de los 500 puntos, lejos 20 juegos de Boston y 15 de los Yanquis, aunque como consuelo inútil, sería segundo de los Indios en la zona central.

Extrañando a Cole

¡Ah, si los Piratas hubieran logrado retener a un verdadero “as” como Gerrit Cole en lugar de cambiarlo, no habrían torcido su cuello para mirar a Archer! Pero Cole está brillando con Houston. Ha ganado 10 juegos perdiendo solo 3, su efectividad es de 2.55 y ha ponchado a 194 adversarios, rumbo a una marca personal. Archer, en su carrera, gana 54 y pierde 68 con un decente 3.69 en carreras limpias.

Está lejos de ser el Justin Verlander que llegó a Houston para empujar al equipo en los dos últimos meses en el 2017. Los Piratas, que en un repunte muy llamativo han logrado 15 victorias en sus recientes 19 juegos, fortaleciendo sus pretensiones de lanzarse a un asalto de Cachorros o Cerveceros, agregaron también al taponero de Texas Keone Kela.

Hace tres semanas ellos estaban pensando en soltar jugadores, no en adquirir, pero el resurgimiento imprevisto, sin un ganador de 10 juegos y solo el zurdo venezolano Felipe Vásquez salvando 24 juegos, igual que los firmados por Kela en Texas, obligó a los bucaneros a cambiar de rumbo. Trevor Williams, con 9 triunfos, y Jameson Taillon, con 8, han sido los grandes brazos de Pittsburgh. La pregunta es: ¿qué tan útil será Archer tratando de salir de la oscuridad? 

Cápsulas- Los Piratas no tienen un bateador de 300 puntos, pero Gregory Polanco con 19 jonrones y 59 remolques, y Starling Marte (16-54) son sus cañones más ruidosos… La pérdida por unos días de Chris Sale obliga al recién llegado Nathan Eovaldi, a responder a las expectativas de los Medias Rojas, presionados por los Yanquis, que no contarán unos días con la escopeta de J. A. Happ, afectado por una serie ampollas…

El derecho japonés Masahiro Tanaka está enviando señales luminosas a los Yanquis. Después de blanquear a Tampa, dibujó seis ceros a los Orioles y, aunque son dos equipos débiles, Tanaka registra 7 triunfos sin perder en sus últimas 13 aperturas…

El dominicano Bartolo Colón sigue trabado. No gana desde el 30 de junio, fallando en cinco intentos consecutivos de lograr su triunfo 246, que sería nueva marca para un pitcher latino…

El segunda base Jonathan Schoop se movió de Baltimore a Milwaukee, pero Bryce Harper, el artillero sometido a discusión de los Nacionales, no fue cambiado pese al interés de varios equipos. Aunque con restricciones, estaremos en espera de los cambios que se producirán antes del 31 de agosto.