• |
  • |
  • AFP

Las Grandes Ligas de béisbol norteamericano confirmaron que el jardinero dominicano Manny Ramírez, estrella de Los Dodgers de Los Angeles, dio positivo en un control antidopaje a sustancias para mejorar su rendimiento deportivo y será suspendido por 50 partidos.

La noticia había sido revelada hoy por el sitio web del periódico Los Angeles Times, y horas después la oficina del comisionado de las Mayores la confirmó a los medios y anunció que la suspensión de Ramírez tiene carácter inmediato y no será elegible para jugar con el equipo angelino hasta el 3 de julio próximo.

Ramírez, 12 veces All Star y quien cumplirá 37 años a fines de este mes, es el líder de los Dodgers en varios departamentos como promedio de bateo (348), slugging (641) y jonrones (6). Gracias a su desempeño la franquicia angelina ha ligado un récord para Grandes Ligas de 13 victorias consecutivas en casa y se mantiene en primer lugar en la División Oeste de la Liga Nacional.

Es la segunda estrella del béisbol que se ve envuelto en un escándalo de dopaje en los últimos meses, luego de que en febrero pasado el astro de los Yankees de Nueva York, Alex Rodríguez, también admitiera haber usado esteroides entre el 2001 y 2003, mientras jugaba con los Rangers de Texas.

Decepcionado igual que los aficionados
En un comunicado de prensa poco después de haberse dado a conocer la sanción de las Grandes Ligas, Ramírez reconoció su falta y pidió disculpas a la familia McCourt, propietaria de los Dodgers, al mánager Joe Torre, a sus compañeros y a la fanaticada del equipo. "Pido disculpas al señor y la señora McCourt, el señor Torre, mis compañeros, la organización de los Dodgers, y a los aficionados de los Dodgers. Los Angeles es un lugar especial para mí y yo sé que todo el mundo está decepcionado. Yo también. Siento mucho toda esta situación", expresó Ramírez en la declaración emitida por el Sindicato de Jugadores.

El toletero dominicano achacó el positivo de dopaje a un medicamento que le fue recetado por un médico que el jugador suponía estaba al tanto de los reglamentos de las Grandes Ligas. "Recientemente visité un médico por una situación de salud personal. Él me dio un medicamento, no un esteroide, que él pensó que me podía dar", explicó Ramírez en su nota.

El jugador, que perderá aproximadamente 7,75 millones de dólares de su salario de 25 para el 2009, según el contrato que firmó con los Dodgers en la pretemporada, indicó estar consciente de su falta. "Desafortunadamente, el medicamento está prohibido bajo nuestro reglamento de dopaje. Bajo el reglamento ese error ahora es mi responsabilidad. Me han aconsejado que no diga nada más por ahora. Yo sí quiero decir una cosa más; he pasado por 15 pruebas de dopaje en las últimas cinco temporadas", añadió.

Ramírez es el tercer jugador de las mayores suspendido este año, luego de haber sido sancionado también con 50 juegos el lanzador Sergio Mitre y el puertorriqueño J.C. Romero, relevista de los Filis de Filadelfia. El Sindicato de Jugadores manifestó su respaldo a Manny Ramírez y anunció que éste renunció a su derecho de apelación. "Manny, luego de una consulta con la Asociación de Jugadores y sus representantes personales, decidió no ejercer su derecho de apelación de suspensión", indica el comunicado del sindicato.