•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El internacional chileno Arturo Vidal (31 años) se convirtió ayer en el cuarto refuerzo del FC Barcelona, tras cerrarse un acuerdo para las próximas tres temporadas, según informó el club catalán.

La entidad azulgrana añadió que antes de firmarse el acuerdo con el futbolista y el Bayern Múnich, el Barcelona sometería al jugador a un exhaustivo control médico en los próximos días, y especialmente en la rodilla derecha, debido a una reciente operación que le ha dejado cuatro meses en el dique seco, la misma que fue intervenida cuatro años atrás.

El acuerdo por el traspaso se cerrará por el importe de 19 millones de euros las tres próximas temporadas. Arturo Vidal procede del Bayern Múnich, donde ha jugado las últimas tres temporadas, y su contratación por parte del Barsa se justifica para ocupar la vacante que dejó el brasileño Paulinho Bezerra, quien tras el mundial de Rusia regresó al Guangzhou Evergrande chino.

El Barcelona estaba buscando un centrocampista en el mercado y después de una larga lista de candidatos, en la que destacaba el gran interés por el francés Adrien Rabiot (PSG), finalmente se decantó por el internacional chileno.

Arturo Vidal, que lleva ganando la Liga (italiana y alemana) desde el 2012 ininterrumpidamente, es el cuarto fichaje del Barcelona esta temporada, tras la contratación del defensa francés Clément Lenglet (Sevilla), el delantero brasileño Malcom Filipe Silva de Oliveira (Girondins Burdeos) y el centrocampista también brasileño Arthur Melo (Gremio Porto Alegre).

Su trayectoria

Hace doce años que Arturo Vidal llegó a Europa, procedente del Colo-Colo chileno. Su trayectoria, excepto cuatro temporadas en el Juventus (2011-15), se ha desarrollado en Alemania, donde debutó en el Bayer 04 Leverkusen (2007-11) y finaliza en el Bayern Múnich (2015-18).

En su historial, cuenta con siete Ligas (cuatro con el Juventus y tres con el Bayern Múnich) y dos Copa América con Chile (2015 y 2016), además de dos Torneos Apertura y uno Clausura con el Colo-Colo. Nunca ha ganado la Liga de Campeones y solo ha jugado una final, la que perdió con el Juventus en el 2015 precisamente contra el FC Barcelona (3-1).

Su fuerte carácter y el pundonor con el que se expresa en el campo son sus dotes más destacadas en un jugador que llega a un equipo en el que el técnico, Ernesto Valverde, necesita de su garra para funcionar en el centro del campo como ‘stopper’ y en el área como un cazador de balones para marcar goles, como ya demostró en esta segunda faceta el curso pasado Paulinho.

Wague, el otro fichaje

El Barcelona también se hizo de los servicios del joven internacional senegalés Moussa Wague (19 años), después de un acuerdo para su traspaso con el KAS Eupen belga. 

El jugador, que participó en el pasado mundial de Rusia, tendrá ficha del filial azulgrana, que esta temporada jugará en la Segunda B tras el descenso del año pasado.

Moussa Wague ya ha pasado las pruebas médicas en el centro médico del FC Barcelona, se incorporará hoy al entrenamiento del Barcelona B y en los próximos días firmará el contrato.

Producto de la academia Aspire de Catar, Moussa Wague ha jugado dos temporadas en la Liga belga, pero su entrada en el escaparate mundial llegó en el mundial de Rusia, donde un gol suyo contra Japón le convirtió en el africano más joven que anotaba en una cita mundialista (19 años, 8 meses y 20 días).