•  |
  •  |
  • END

Con el contrato firmado para su defensa ante Erick Ramírez el 13 de junio en México, el campeón mundial interino del CMB, Juan Palacios, aceleró el paso de su preparación y desde ayer se reconcentró para buscar la mejor condición física para la pelea.

El entrenamiento en el gimnasio se amplió a dos horas en los aparatos, hizo las primeras sesiones de guanteo, y se pretende ampliar a 14 kilómetros diarios sus recorridos matutinos.

Palacios comentó feliz que Dana Jameson, de Don King Productions, le aseguró a su apoderado Mario García que después de esta pelea combatirá en China en octubre próximo contra el campeón absoluto de las 105 libras, Oleydong Sithsamerchai o ante quien sea.

“Le gano a Ramírez, y sé que lo voy a hacer, porque he demostrado que soy un campeón sólido, después espero que mi próximo combate sea contra Oleydong. Me gustaría que aceptara la pelea y quitarle la corona de esa forma. De lo contrario Dana meterá una carta al CMB para que me reconozcan como campeón único de las 105”, dijo Palacios.

El monarca salió ayer en 112 libras y con cinco semanas pendientes para su defensa en el Distrito Federal, nada debe impedir para que llegue sin problemas en 105.

Como parte de sus entrenamientos, Mario García se puso de acuerdo con Silvio Conrado, de Prodesa, para que Yáder Escobar y Carlos “Chocorroncito” Buitrago trabajen desde la próxima semana como sparrings del campeón.

“Sé que muchos están esperando una sesión de guanteo con Román González. Pero él no se asemeja al estilo de Ramírez. Pero tampoco sería bueno que dos campeones de nuestra calidad suban al ring sin que estén en juego las coronas. De mi parte, la única manera que me verán frente a Román es disputando título o unificando”.

A Palacios no le preocupa mucho que su defensa sea en México ante un boxeador local, a pesar de lo difícil que es vencer por decisión en ese país aun haciendo los méritos.

“Ramírez es un boxeador fuerte, pero voy a llegar listo para cualquier pelea. Si no vean, los rivales que he tenido han sido tan distintos: Omar Soto no presentaba pelea, era muy escurridizo, mientras Teruo Misawa siempre iba hacia delante”.

“De Erick se nota que pega duro con su derecha y seguro que aguanta, según lo miré en la pelea contra Donnie Nietes, pero nada podrá salvarlo de la derrota por cualquier vía, porque además Don King exigió que todos los árbitros sean extranjeros”, concluyó.