•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cristofer González no parece tensionado, ni preocupado por Paddy Barnes. Se muestra relajado, confiado, sonríe, y bromea constantemente con los otros púgiles que llegan al gimnasio Roger Deshón.

Quizás su posición ahora como campeón 112 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), le dan esa tranquilidad para no tomarse el asunto tan a pecho, ahora el retador no es él,  y la presión estará más sobre el peleador norirlandés, quien está obligado a triunfar pues peleará en casa ante su público y de sucumbir será complicado que vuelva a tener otra oportunidad como esta.

González cerró ayer la fase más intensa de su preparación con 105 rounds de sparrings, según su entrenador de cabecera Gustavo Herrera. El campeón hizo 6 asaltos de guanteo con Félix Alvarado, el retador a la corona mundial 108 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), y que intentará cumplir su sueño el próximo 20 de octubre en Melbourne, Australia, donde enfrentará al filipino Randy Petalcorin.

“Cristofer está bien, se ve fuerte, confiamos en regresar victoriosos de Irlanda”, dice Herrera. “En los próximos días ya estaremos realizando un trabajo más enfocado en bajar las últimas libras de cara a las 112 libras. Aquí se culmina el sparrings y veremos la parte de la estrategia para derrotar a Barnes”, agrega Roger González, primo del campeón y también adiestrador en el equipo.

El itinerario 

Cristofer entrenará toda la semana, sin descansar sábado ni domingo. El lunes por la tarde, el campeón tomará un avión que lo llevará a Irlanda del Norte. En el viaje le acompañarán Herrera, Roger, y Wilmer Hernández, entrenador del excampeón mundial Byron “El Gallito” Rojas y encargado de la preparación del “Látigo” para su primera defensa titular. 

“El Látigo” no quiere dejar dudas el 18 de agosto, por eso buscará el nocaut desde que suene la campana. “Ya tuve un par de experiencias feas peleando fuera, así como fui a buscar terminar con Higa, así mismo pelearé con Barnes, quiero noquear, sin dejar nada en manos de los jueces. Si el nocaut no sale, ese es otro asunto, pero mi postura es esa, ganar lo más pronto posible”, expresó González. “Espero que el lunes viajemos en 114 libras”, indica Herrera. 

 González se coronó el pasado 15 de abril tras derrotar al nipón Daigo Higa en Japón. A pesar de la situación complicada que se vive en Nicaragua, el muchacho de la Colonia Nicarao decidió prepararse en Nicaragua. “El Látigo” tiene un récord de 27 victorias y 3 derrotas, mientras su rival llegará a esta cita con 5 éxitos (un nocaut) sin descalabros, pero con una brillante carrera amateur que incluye medallas en Juegos Olímpicos.