•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Derrotar a Randy Petalcorin es una obligación”, asegura Félix “El Gemelo” Alvarado, refiriéndose al combate de título mundial 108 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), contra su rival filipino, el próximo 20 de octubre en Melbourne, Australia. “Sino derroto a Petalcorin, no tengo nada más que hacer en el boxeo”, agrega.

Con esas palabras, Félix deja claro la importancia y trascendencia que tiene este combate para él. Suena exagerado imaginar que la carrera de Alvarado terminará por el hecho de perder una tercera oportunidad de título mundial, realmente al muchacho le faltó suerte en su segundo enfrentamiento contra el argentino Juan Carlos Reveco, a quien los jueces le dejaron el cinturón de la AMB cuando al nica solo le faltó darle con el balde en la cabeza.

“Será complicado el combate contra Petalcorin por su guardia zurda, pero ya estoy trabajando en eso, el filipino pega fuerte. Este es mi último chanche, ganar es una obligación, es la tercera oportunidad que tengo y quizás la última, creo que tengo el material para ser campeón, sino gano este pelea no tengo más que hacer en el boxeo”, agrega Alvarado. 

“El Gemelo” sumará a su equipo de trabajo al entrenador Wilmer Hernández, con Luis Cortez a la cabeza del equipo.  Félix está claro que lo mejor es triunfar por nocaut y no dejar nada en manos de los jueces.  “Me siento en mi mejor momento, no puedo fallar, tengo que ganar esa pelea sí o sí, lo más viable es buscar el nocaut. No sé cómo me va a pelear Petalcorin, pero sé que nunca ha enfrentado a alguien como yo, tengo la técnica y fortaleza para derrotarlo. Quiero buscar el nocaut round por round, no le dejaré la decisión a los jueces”, afirma.

Por otra parte, Félix dio su opinión sobre el combate de Cristofer González contra Paddy Barnes el próximo 18 de agosto en Irlanda del Norte.  “Es una pelea complicada, pero me apunto a Cristofer, con la experiencia que tiene debe triunfar. Si Barnes se le queda en corto, Cristofer lo noquea. Primeramente Dios esperemos que Nicaragua este año termine con tres campeones del mundo, sería muy bueno para el boxeo nacional y una forma de agradecimiento a nuestro mánager William Ramírez, quien no siendo nica se fijó en nosotros”, puntualizó.