•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El mexicano Moisés Fuentes, excampeón mundial de boxeo en 105 y 108 libras, próximo rival de Román “Chocolatito” González el próximo 15 de septiembre en Las Vegas, dijo que subirá ese sábado al ring con una bandera de Nicaragua, en agradecimiento por tantas muestras de apoyo y peticiones de nicaragüenses que le han pedido noquear a Román.

“Estoy contento porque mucha gente de Nicaragua me manifiesta su apoyo, nunca está de sobra una oración a mi favor, estoy trabajando muy duro para no decepcionarlos. Sé que Román González ha hecho las cosas mal pero al menos este mexicano está con todo el pueblo de Nicaragua”, expresó a El Nuevo Diario el púgil mexicano de 33 años de edad.

Al mexicano Moisés Fuentes le sorprendió que muchos nicaragüenses le pidieran que lo noqueara. LA PRENSA /ARCHIVO

El boxeador azteca relató que en los últimos días, los mensajes de apoyo enviados por nicaragüenses a su cuenta personal de Facebook, le dejaron sorprendido, y confesó que jamás se imaginó que (nicaragüenses) le pidiesen derrotar a Román.

“Román viene de abajo, sabe lo que son las carencias y no apoya al pueblo de Nicaragua, está a favor del presidente (Daniel Ortega), de los militares que están acribillando gente. Creo yo que Román es cristiano, considero que Dios le va a cobrar la cuenta”, expresa el boxeador azteca, quien asegura seguir muy de cerca las noticias sobre la crisis socio política que se vive en Nicaragua en los últimos meses.

Las peticiones de estos nicaragüenses pidiéndole derrotar a Román obedecen a la estrecha relación del boxeador nicaragüense con el presidente de Nicaragua, a quien acostumbra agradecer su apoyo siempre en cada una de sus peleas y hasta se ha presentado con banderas y vestimentas alusivas a los colores y al nombre del partido gobernante.

“Dios te regala un talento, oportunidades, te acomoda las peleas, la vida, cuando eres ser humano, pero cuando haces mal Dios te regaña, él sabe reprender, creo que Román ha hecho mal, dejó al pueblo, está a favor del gobierno, por su complacencia, por sus beneficios personales”, considera el mexicano Fuentes.