•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Moisés Fuentes le ganó la partida a Pedro Guevara para ser el rival de Román “Chocolatito” González, en lo que será el retorno del tetracampeón del mundo tras un año de inactividad, el próximo 15 de septiembre en Las Vegas. Fuentes, un excampeón mundial 105 y 108 libras (interino) de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) puede convertirse en el rival indicado para que el nica recobre la confianza con un triunfo contundente, o por el contrario, en el verdugo que termine su carrera en los entarimados.

 Se busca a “Masha”

Pero ¿Fuentes representa un peligro real para Román? Por sus antecedentes inmediatos, técnica y el aterrizaje a una categoría como las 115 libras, donde las manos se sienten como dos martillos, uno creería que el azteca no debe ser un problema para Román, no obstante, todo estará en dependencia de cómo llegue el nica al enfrentamiento, no solo en el aspecto físico, sino en lo emocional.

Muchos nicaragüenses le han pedido al mexicano Moisés Fuentes noquear al Chocolatito.

Fuentes no es una lumbrera en cuanto a técnica boxística se refiere, pero sí es un peleador bravo, fajador, de esos que no se cansan de tirar y aguantar muchos golpes. Su defensiva es terrible, traga golpes como una esponja, pero tiene buena asimilación. Román en este peso ha demostrado una disminución de poder tangible, eso sí, sería un error confiarse y no darle su debido respeto a Fuentes, un tipo que ha ganado y perdido con peleadores de nombre. 

¿Quién es Fuentes?

Nacido en la Ciudad de México, Fuentes, de 30 años, tiene una foja de 25 victorias, 5 derrotas y un empate, con 14 nocauts. Debutó en el boxeo profesional el 31 de mayo del 2007, noqueando a David Solano. A partir de ahí, Moisés acumuló una racha de 12 victorias consecutivas, hasta que en su primera prueba seria sucumbió contra el también prospecto Juan “Churritos” Hernández, quien a la postre se convertiría en campeón mundial del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Tras esa derrota, Marco Barrera, quien manejaba la carrera del púgil en ese momento, y su hermano, Jorge, el hombre encargado de entrenarlo, supieron levantarlo de la forma más adecuada. Le consiguieron a un rival cómodo como Sergio Núñez y Fuentes se impuso por la vía del nocaut. Seguidamente vino el combate por título mundial contra Raúl García, ante quien Moisés triunfó por decisión dividida y se coronó en las 105 libras.

 Un chileno, rival de Melvin López

Posteriormente, Fuentes viajó a Puerto Rico para enfrentar a una leyenda de los pesos mínimos, el pequeño Iván Calderón, a quien noqueó en su propia casa, reteniendo la corona por segunda ocasión. Moisés fue un poco más allá de sus límites, tomando la decisión de subir a las 108, categoría en la que se topó con Donnie Nietes, el filipino que buscará su cuarto título en diferentes pesos el próximo 8 de septiembre en Superfly 3.

Fuentes empató con Nietes en Filipinas el 2 de marzo del 2013 en un combate que debió ser apuntado como victoria para él, sin embargo, los jueces, en otro fallo polémico, protegieron al filipino con el empate. Un año después, el mexicano retornó a Filipinas para retar al mismo rival, pero esta vez le fue mal, terminó en la lona, noqueado, con la mirada perdida. Meses después, Fuentes contó que sucedieron anomalías días antes del pleito de desempate.

“Encontré varios recipientes de agua pinchados y en el baño de mi habitación habían unas jeringas. Esa noche no era Moisés, no estaba ahí, todos los golpes me lastimaron feo”, dijo Fuentes. Ese mal episodio no le quitó al azteca el deseo de regresar a los primeros planos y en un intento de resurgimiento sumó 5 triunfos consecutivos, incluyendo dos victorias claves ante los excampeones del mundo Francisco Rodríguez y Osvaldo Novoa. 

 Moisés Fuentes al Chocolatito: “No tenés que abandonar a tu pueblo”

Tuvo una oportunidad más de disputar el título 108 libras de la OMB y sucumbió por nocaut contra el japonés Kosei Tanaka. “Ya me costaba mucho dar el peso, sufrí demasiado desgaste porque mi cuerpo creció”, justificó Fuentes. Enfrentó dos veces a Ulises Lara, perdiendo una y triunfando en la segunda por nocaut, hasta toparse con Daigo Higa, el excampeón mundial del CMB. Higa destrozó a Fuentes en apenas un asalto, el pasado 4 de febrero en Japón. 

Ahora Fuentes tendrá la oportunidad de darle oxígeno a su carrera o tocar las puertas del retiro si pierde ante el “Chocolatito”.