•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La serie número dos de la segunda vuelta del Campeonato Germán Pomares Ordóñez representa un verdadero reto para los Toros de Chontales, equipo que no ha perdido ninguna de las 10 series que ha disputado en la actual edición del torneo y que de acuerdo con los datos presentados en el sitio oficial del campeonato, no cae en una serie de ronda regular desde la segunda etapa del Pomares 2017, cuando fue barrido en cuatro duelos  por los Dantos, precisamente su rival de este fin de semana y ante el cual presenta balance de 20 victorias y 12 derrotas desde la temporada del 2009.

Toros y Dantos protagonizarán una serie de tres juegos que se perfilan electrizantes, con ambos equipo buscando sacarle provecho a su mayor virtud. Los chontaleños basarán su estrategia en la efectividad de su picheo, hasta ahora el mejor del campeonato con un promedio de carreras limpias permitidas de 1.76, mientras que los Dantos, haciendo honor a eso de ser considerados una “maquinaria roja”, intentarán hacer valer su poderío ofensivo que bien se grafica con ese promedio de 302 puntos, el segundo registro más alto entre los ocho equipos involucrados en esta segunda vuelta.

Si bien es cierto es complicado determinar un favorito entre ambos conjuntos, sobre todo después de verlos barrer a sus rivales en la primera jornada de esta segunda vuelta, hay un factor que podría beneficiar a los Dantos y es que su staff de lanzadores, cuya efectividad colectiva es de 2.43, se medirá a una ofensiva chontaleña que en conjunto promedia 268 puntos.

De tal forma que si estos datos predominan en la serie que se jugará en el Estadio Nacional Dennis Martínez, los Dantos tendrán mayor opción de imponerse a los Toros, ante quienes no pierden una serie desde la ronda regular del Pomares 2013.

La ofensiva de los Toros es peligrosa para los pistoleros rivales.

El clásico nacional  

La otra serie imperdible de este fin de semana es la que tendrá como protagonistas a los Indios del Bóer, victimarios de Madriz el pasado fin de semana, y a los Leones de León, víctimas de la Costa Caribe en su primera serie. Se trata este clásico enfrentamiento del beisbol nacional del duelo entre la ofensiva del Bóer, comandada por Javier Robles, Wuillians Vásquez y Juan Carlos Urbina, dueños de los principales lideratos del campeonato; y el picheo de la tropa felina, encabezado por los tiradores Fidencio Flores, Junior Téllez y Joaquín Acuña, todos con la experiencia necesaria para hacerle frente al temible bate Indio, cuyo promedio colectivo es de 332 puntos. 

Eso sí, el bateo leonés, que registra un average de .283 puede convertirse en un dolor de cabeza para el picheo capitalino, cuya efectividad es de 4.25, registro que entre los ocho equipos involucrados en la segunda vuelta está únicamente por encima del 4.27 de Madriz. Asimismo, el picheo de los Leones (2.86) tiene argumentos para frenar a la artillería del Bóer, así como lo hizo el chavalo Jesús Garrido en el primer partido de la serie entre los Indios y  Madriz el pasado sábado. De tal manera que determinar un claro favorito no es tarea tan fácil, aunque la consistencia mostrada por el Bóer puede convertirse en un factor concluyente en esta serie.    

En los otros duelos de la jornada, la Costa Caribe tendrá una misión en teoría no tan complicada ante los Cañoneros de Madriz y el Frente Sur Rivas tendrá que fajarse contra los Gigantes de Zelaya Central.