•   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El astro luso Cristiano Ronaldo no hizo esperar a los aficionados y a los dirigentes de la Juventus para mostrar su pegada, anotando uno de los cinco goles del triunfo de la Juve ante el equipo filial del club, este domingo en el tradicional partido anual en Villar Perosa.

CR7, traspasado por 100 millones de euros procedente del Real Madrid, abrió el marcador para la 'Vecchia Signora' en el minuto 8.

El cinco veces ganador del Balón de Oro gozó además de una clara ocasión que finalizó en gol juventino en propia meta de un defensor del filial.

El argentino Paolo Dybala firmó un doblete mientras que Claudio Marchisio cerró la goleada (5-0) ante jugadores de menos de 21 años del club piamontés.

La Juventus, vigente séptuple campeona de la Serie A, lleva a cabo tradicionalmente el cierre de su pretemporada en Villar Perosa, una pequeña localidad de 4.000 habitantes, dando así oportunidad a los aficionados de presenciar más de cerca a sus ídolos.

En un ambiente cálido y festivo, los espectadores invaden por costumbre el terreno de juego mucho antes de los 90 minutos reglamentarios para abrazar y pedir fotos a los jugadores juventinos.

Ambiente festivo menos para empleados de seguridad

Cerca de 5,000 'tiffosi' se agolparon en el pequeño estadio Gaetano Scirea, a pies de los Alpes, y se vieron recompensados con la victoria de su equipo y el gol del nuevo ídolo, que permaneció en el terreno de juego firmando camisetas y prestándose a 'selfies' ante varios seguidores camino del vestuario en el descanso. Ronaldo no saldría a jugar en el segundo acto, pero sí haría acto de presencia durante la invasión final del terreno de juego para de nuevo colmar los deseos de su nueva afición.

Cerca de 600 policías fueron desplegados y las carreteras fueron cortadas salvo para aquellos con entrada para presenciar el partido.

Villar Perosa es el feudo de la poderosa familia Agnelli, fundadores de la marca automovilística Fiat, y propietario de la Juve.

Su vínculo con la localidad llega al punto de que el fallecido antiguo presidente del club Gianni Agnelli fue su alcalde entre 1945 y 1980.

Massimo Savelli, un aficionado procedente de las inmediaciones de Siena, 450 kilómetros al sudeste, madrugó para poder ver de cerca al astro luso. "Con la llegada de Ronaldo nuestras expectativas son más altas para la Liga de Campeones. Él ganó las tres últimas", indicó.

El argentino Paolo Dybala firmó un doblete mientras que Claudio Marchisio cerró la goleada (5-0) ante jugadores de menos de 21 años del club piamontés.

"Es un momento único para la Juventus cuando todos aquellos que aman los colores Bianconeri se reúnen en familia", afirmó el presidente de la Juve John Elkann.

En lo puramente deportivo el partido resultó un monólogo del primer equipo juventino, en un día en el que los que debieron trabajar más fueron los encargados de la seguridad del club.