•  |
  •  |
  • Edición Impresa

En la temporada del 2017, Giancarlo Stanton, incansable fabricante de ruido desde el cajón de bateo de los Marlins de Miami, y Aaron Judge, provocador de movimientos telúricos con los Yanquis de Nueva York, estremecieron el planeta beisbol, disparando 59 y 52 jonrones.

La primera de esas cifras, parece estar fuera del alcance de cualquier artillero en este 2018, y la segunda plantea un reto muy exigente, incluso para el humeante artillero de los Medias Rojas, J. D. Martínez, dueño del tercer más grande total el año pasado con 45 en 119 juegos jugando para los Tigres de Detroit y los Cascabeles de Arizona, y actual líder entre los vuelacercas de las mayores con 37, solo tres más que José Ramírez de Cleveland y Khris Davis de Oakland, abrazados con 34. Davis en el 2017, se elevó hasta 43 jonrones, la cuarta cifra, pero nadie más superó la barrera de los 40.

El explosivo novato de los Dodgers Cody Bellinger, de tardío inicio, se estiró hasta 39 jonrones, estableciéndose como sublíder en la Liga Nacional, en ese momento, reino de Stanton.

Junto a Ralph Kinner

¿Alguien de 50 jonrones en este 2018? Los 37 registrados por Martínez, lo convierten en el más fuerte aspirante, considerando su espectacular cierre del 2017. Después del 13 de agosto, Martínez agregó 6 jonrones, en el resto del mes, y descargó 16 en septiembre, uno menos que Babe Ruth y Albert Belle, quienes comparten la marca con 17, y nivelándose con Ralph Kinner, bateador de 16 cuadrangulares en 1949 con los Piratas.

¿Será capaz Martínez de volver a conectar 22 jonrones entre hoy y el último día de temporada? Eso le permitiría llegar a los 59 de Stanton. No, no lo creo. Exige un ritmo infernal. Y en ese impulso derriba montañas aplastando bolas rápidas y de quiebres, Martínez registró un juego de 4 jonrones contra los Dodgers en los primeros días de septiembre.

Posiblemente de no perderse por problemas musculares 43 juegos, Martínez hubiera presionado a Stanton, pero seguramente habría superado la barrera de los 50, su pretensión actual con 37, igual que las de José Ramírez y Khris Davis, bateadores de 34 
vuelacercas.

Stanton, distante

Lamentablemente, Aaron Judge de los Yanquis, fuera de combate por lesión desde el 26 de julio, permanece parqueado en 26 jonrones. Él podría estar metido de lleno en la pelea, el intento que está haciendo Stanton, ahora con los Yanquis, un bateador de 30 con siete semanas por delante.

La proyección de Stanton tendría que ser brutal, como las arremetidas demoledoras de Roberto “Mano de piedra” Durán. El año pasado, Stanton entró al mes de septiembre con 52 jonrones, y todos dimos por un hecho, que sería el nuevo bateador de 60.

Sin embargo, se vio limitado a solo 7 jonrones en los últimos 30 días, silenciado en los últimos tres juegos, resignándose a 59. Esperar que Stanton descargue 20 jonrones en el resto del trayecto, no se puede descartar, pero se considera poco probable.

Ese esfuerzo volvería a colocarlo en la esfera de bateador de 50 jonrones en temporadas consecutivas, todavía una rareza. El líder en la Liga Nacional, Matt Carpenter de los Cardenales, ha conectado 32, en tanto Joey Gallo de Texas, 31, y sus pretensiones, aunque más distantes, están vivas.