•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sin problemas. El campeón ya está en Belfast. Cristofer “El Látigo” González aterrizó este martes en la capital de Irlanda del Norte, a eso de las 3:30 p.m., junto a su equipo de trabajo conformado por los entrenadores Gustavo Herrera, Wilmer Hernández y Roger González, tío del peleador. Al salir del aeropuerto fueron trasladados al hotel Maldron, un complejo de 237 habitaciones ubicado en el cetro de la ciudad.

Cuenta Roger que su sobrino descansó y posteriormente hizo una ligera sesión de entrenamiento para estirar los músculos y sudar un poco. “Se pesó y marcó 114 libras, no hay problemas con el peso, Cristofer está bien”, asegura. “El clima aquí en Belfast es bastante fresco, eso sí, con mucho viento, eso no afectará en nada si”, agregó.

¿Verán a Barnes? Esta tarde, en Belfast, los organizadores de la cartelera programaron un entrenamiento público a las 1:30 p.m. Hasta ayer, Cristofer ni su equipo sabían si tendrían la oportunidad de ver al pequeño peleador norirlandés y así poder hacer una valoración más precisa sobre el estado físico de Barnes.

El jueves habrá una conferencia de prensa, la última promocional previa al evento que se celebrará en el estadio de futbol Windsor Park, casa del equipo Linfield FC y también de la selección nacional de Irlanda del Norte. La ceremonia de pesaje es el viernes a las 1:00 p.m., (6:00 a.m. en Nicaragua) y el combate está programado para las 2:00 p.m., hora de Nicaragua, y será transmitido por Canal 4.

“Melo” pelearía en Filipinas. Por otra parte, el prospecto nicaragüense Melvin “Melo” López, campeón mundial juvenil 118 libras del CMB y que disputará el título NABA avalado por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), podría pelear el 30 de septiembre en Filipinas, en la misma cartelera que encabezará el campeón mundial interino de la AMB, Reymart Gaballo.

Gaballo y “Melo” son compañeros de equipo en el gimnasio Moros Gym en Miami y ambos son entrenados por el cubano Osmiri “Moro” Fernández. Ricardo Rizzo, apoderado de Gaballo, decidió que su representado peleara en Filipinas, pues no lo convenció la oferta que le hizo una promotora para que este defendiera el cetro en Miami.