•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tras superar a Dennis Martínez y convertirse en el latino más ganador de todos los tiempos en Grandes Ligas, el lanzador dominicano Bartolo Colón parece estar empeñado en convertirse en el primer pícher latinoamericano en ganar 250 juegos y la misión parece posible, sobre todo después de haber conquistado su triunfo 247 el pasado lunes en el juego que sus Vigilantes de Texas les ganaron 5-3 a los Cascabeles de Arizona. 

Colón fue castigado en la primera entrada con dos carreras, producto de dobles remolcadores de A.J Pollock y Steven Souza JR. Sin embargo,  el lanzador quisqueyano logró enderezarse y usando con más frecuencia su cambio de velocidad y su slider logró retirar a 10 bateadores de forma consecutiva, consiguiendo cambiar el rumbo de lo que al principio parecía ser una apertura tenebrosa.

Respaldado

Mientras Colón se mostraba recuperado en el montículo, la ofensiva de los Vigilantes descifró a Zack Greinke y le dio al dominicano una ventaja que al final fue suficiente para garantizar la victoria. Además del apoyo recibido por sus bateadores, Bartolo también contó con el respaldo de sus compañeros del bullpen, quienes no dieron tregua en los últimos cuatro episodios del partido.  

El trabajo final  de  Bartolo Colón fue de 5 entradas en las que le anotaron 3 carreras, todas limpias, le conectaron 4 imparables, otorgó una base por bolas y ponchó a 3 bateadores. En esta campaña quedó con foja de 7 victorias, 10 derrotas y 5.19 de efectividad.

Al iniciar la temporada del 2018, Bartolo, ganador del premio Cy Young en la campaña 2005 con los Ángeles, estaba empeñado en dos objetivos: ser el lanzador dominicano con más victorias y el latino más ganador de todos los tiempos en el mejor beisbol del mundo. A estas alturas ya logró ambas metas, por lo que ahora luce más relajado y confiado en el montículo.