•   España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con su triunfo por 4-2 en la prórroga de la Supercopa europea ante el Real Madrid, el miércoles en Tallin, el Atlético, que se ha reforzado mucho en el último mercado de fichajes, confirma que esta temporada será un aspirante a todos los títulos.

Diego Simeone trata de mantener la filosofía del “partido a partido” que ha introducido desde que llegara al banquillo rojiblanco en 2011, pero ni el técnico argentino ni los jugadores esconden la ilusión y sus altas expectativas en una temporada en la que tendrán como gran objetivo la final de la Champions en el Estadio Metropolitano.

“Con la plantilla que tenemos, si están todos bien, está claro que tenemos más oportunidades” de ganar títulos, tuvo que admitir el técnico. “Podemos pelear contra cualquier equipo”, dijo Diego Costa, autor de un doblete. “Este es el principio del que, ojalá, sea un año muy bonito”, deseó por su parte Koke.

Hasta el presidente Enrique Cerezo no escondió sus ambiciones: “Queremos llegar a la final de la Champions. No queremos ser sólo anfitriones”.

Pese a ser precipitado sacar conclusiones por un solo partido oficial, viendo cómo se ha reforzado el equipo en la última ventana de fichajes, formando sin duda el mejor plantel en la historia del club colchonero, y por lo demostrado ante el Real Madrid, campeón de Europa en las tres últimas temporadas, el Atlético, más que nunca, debe pelear hasta el final por los dos grandes títulos esta temporada, la Liga y la Champions, un título que falta en las vitrinas rojiblancas.

A diferencia de lo que ha sido la historia del club, el Atlético de Madrid ha logrado evitar que sus mejores jugadores marchen a otros equipos, como Antoine Griezmann, Diego Godín, Jan Oblak o Saúl Ñíguez, y ha incorporado, además, jugadores de mucha calidad que de adaptarse al siempre exigente tipo de futbol del “Cholo”, deben dar un salto de calidad al equipo.

“Me quedé porque había un buen proyecto. Tengo confianza en este club, en el ‘Cholo’. Hoy he visto que no me he equivocado”, sentenció Griezmann.

Suplentes determinantes

Contra el Real Madrid, con el que había perdido las finales de la Copa de Europa en 2014 y 2016, el Atlético no se vino abajo cuando se colocó por debajo del marcador (1-2) al inicio de la segunda parte y, gracias a los cambios introducidos por Simeone (Correa, Vitolo y Thomas Party), el equipo fue a más, forzó la prórroga con un tanto de Diego Costa y sentenció en el tiempo extra con los goles de Koke y Saúl Ñíguez.

“Los cambios nos dieron calidad y energía (...). A partir del 2-2, emocionalmente estuvimos muy fuertes y el equipo creyó cada vez más en la victoria”, destacó tras el partido Simeone, que sumó su 7º título y se convirtió en el entrenador más laureado de la historia de la entidad madrileña.

Además, dos de los más destacados en el cuadro rojiblanco fueron dos de los fichajes de esta temporada: el francés Thomas Lemar y el joven ‘Rodri’, que confirmó que está llamado a ocupar el puesto de Sergio Busquets en la selección española a medio o corto plazo.

Y en el banquillo se quedaron sin jugar, el portugués Gelson Martins, el croata Nikola Kalinic, el colombiano Santiago Arias..., llamados todos ellos a ser importantes en una temporada ilusionante para todos los atléticos.