•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Fuera de los encordados, el propósito de Dios con Rosendo Álvarez ha sido designarle la misión de ayudar a muchachos con enfermedades delicadas, en algunos casos terminales. La historia de Erling Cubas, quien falleció tras perder la batalla contra el cáncer en el 2014, todavía permanece en la mente de muchos nicaragüenses. En aquel momento, Rosendo era monarca en el boxeo, y él levantó la bandera de lucha por Cubas, lo proyectó y consiguió recursos para que no dejara de pelear contra la enfermedad.

Cubas desafortunadamente murió, Rosendo sufrió la pérdida, incluso llegó a decir que el muchachito era como su hijo y un gran amigo. Catorce años después, la vida vuelve a poner a otro adolescente en el camino del “Búfalo”, es AB Alberto Rodríguez, un jovencito no vidente, apasionado por el beisbol, futbol y boxeo, que hoy batalla contra la Leucemia Linfoide Aguda. Rodríguez de rostro alegre y un optimismo gigantesco ahora es el mejor amigo de Álvarez.

Conexión divina 

La conexión entre AB Alberto y Rosendo Álvarez, tuvo de intermediario al ajedrecista Jairo Leytón, quien le escribió al excampeón mundial, pidiéndole que ayudara al muchacho con un medicamento llamado Filgastrim, el cual ayuda al cuerpo a producir glóbulos blancos después de haber recibido medicamentos contra el cáncer. También se puede usar para mejorar la supervivencia en personas que han estado expuestas a radiación.

Rosendo atendió el mensaje de Leytón, anotó los datos, y posteriormente se comunicó con la familia de AB Alberto. A partir de allí comenzó un acercamiento más íntimo. Rosendo con sus amigos más cercanos, consiguió el medicamento y posteriormente se lo entregó personalmente. “Rosendo no se conformó con eso y nos dijo que no quería que todo quedara allí, nos preguntó que necesitábamos”, cuenta Margina Cabrera, la mamá de Alberto.

La noticia de Rosendo apoyando a Alberto se regó en redes sociales, hasta el punto de llegar a los oídos de Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). A Sulaimán le gustó la historia y la vocación de Rosendo por ayudar a los más necesitados. No la pensó dos veces Sulaimán y nombró al “Búfalo” como embajador Cares del CMB y Boxval de la Fundación Scholas. Los embajadores del CMB son excampeones o figuras que contribuyen con causas sociales. 

Este viernes en una conferencia de prensa, el CMB a través de su representante Bismarck Morales, hizo oficial el nombramiento. Allí estaba AB Alberto con sus padres, listo para recibir una sorpresa. El CMB no solamente le otorgó un cinturón de campeón mundial, también le obsequió un cheque de 500 dólares. “Mauricio Sulaimán tuvo este noble gesto”, dijo Rosendo.

“Rosendo me llegó a dejar un medicamento al hospital, era para subir las defensas. Me siento agradecido con él”, dijo AB Alberto. Actualmente, AB está pasando por un proceso de quimioterapia para seguirle ganando la batalla al cáncer. Actualmente, su hermano Brandon Rodríguez, quien también es no vidente, y sus padres Margina Cabrera y Alonso Rodríguez, cuidan una casa en el barrio Gertrudis Arias en las cercanías del mercado El Mayoreo.

Esperan apoyo

Esta familia no tiene casa propia y debido a la crisis sociopolítica que se vive en Nicaragua, don Alonso perdió su trabajo como conductor de taxi. Si usted estimado lector quiere ayudarle al jovencito AB Alberto, pueden contactarlo a los números 86930213, 76714309. También puede escribirle a Rosendo en su cuenta de Facebook. “Si todos ponemos un granito de arena, podemos lograr grandes cosas. Esperamos el apoyo de las empresas, no estamos pidiendo cantidad, es un granito, esperamos personas con voluntad de ayudar”, indicó Rosendo.