•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El brutal nocaut que propinó Cristofer González al norirlandés Paddy Barnes en la primera defensa de su cetro mosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), es la compra del boleto para entrar directamente a las grandes ligas del boxeo.

El muchacho de la Colonia Nicarao, hoy es una realidad. Su triunfo de coronación ante Daigo Higa no fue una casualidad, sino que significó la graduación y el sábado terminó su maestría con una pletórica exhibición en Belfast, convertido en una máquina de destrucción.

La posición actual en la que se encuentra Cristofer nos obliga a realizarnos varias preguntas, entre ellas: ¿Será un campeón de varios años como Román “Chocolatito” González? ¿Tiene el nivel para convertirse en la próxima estrella del boxeo nica, siendo el sucesor de su primo Román? ¿Puede ser considerado como el mejor peso mosca del mundo en este momento? Esas incógnitas, él mismo las responderá poco a poco con el trascurrir del tiempo, lo cierto es que el muchacho tiene un potencial gigantesco para mejorar y convertirse en un monarca sólido.

El abanico de rivales y el futuro para González son muy interesantes. Después de dos combates contra peleadores de nombre como Higa y Barnes, Cristofer bien podría tomarse un pleito de preparación y luego dar el salto definitivo a enfrentamientos más importantes. El evento Superfly cuatro seguramente estará tocando su puerta el próximo año, para un posible debut en Estados Unidos, el país donde se sacrifica dinero a cambio de proyección.

De no ser así, Cristofer tiene un mar de opciones para cargar sus bolsillos de dinero y asegurar su futuro y el de su familia, lo que al final es lo más importante. Apuntar al mercado japonés es una excelente opción, más si está detrás el promotor Akihiko Honda. Pero bien, otra posibilidad es meterse al terreno de las unificaciones, la más dura, pero la que al fin y al cabo puede consolidarlo como el mejor peso mosca del mundo.

Enfrentar a los campeones de los otros organismos, es una idea que debe estar pasando por la mente de Cristofer. Él ya está en un nivel superior, puede retar, enfrentar y tiene grandes posibilidades de derrotar a los otros monarcas, que expondremos a continuación.

Kimura o Tanaka

El primero en la lista para enfrentar a González en un duelo unificatorio es el japonés Sho Kimura, el monarca mosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). Con un balance de 17 victorias (10 nocauts), 1 derrota y dos empates, Kimura es el campeón de menos calidad y peligrosidad. De hecho su reinado está próximo a terminarse, pues expondrá la faja nada más y nada menos que ante su coterráneo bicampeón, Kosei Tanaka.

Tanaka, quien presenta un récord de 11 triunfos (7 nocauts) sin derrotas, buscará convertirse en tricampeón del mundo con apenas 23 años. Es favorito para quitarle la corona a Kimura, salvo que suceda un desastre. Si las valoraciones previas se cumplen, Tanaka se quedará con el título, convirtiéndose en un potencial rival del nica. Esta puede ser la primera opción para Cristofer, tomando en cuenta que este combate se celebraría en Japón con una suma de dinero que podría acercarse fácilmente a los 100.000 dólares al estar dos títulos en juego. 

Dalakian, el más peligroso

De ascendencia azerbaiyana, el ucraniano, Artem Dalakian, 31 años, sin duda es el campeón más peligroso de las 112 libras. Es monarca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Hizo su primera aparición en Estados Unidos el pasado 24 de febrero, precisamente en Superfly 2, cuando se coronó frente al excampeón hawaiano Brian Viloria, triunfando por decisión unánime.

Dalakiam está invicto con 17 victorias (12 nocauts). Es un peleador con un estilo ortodoxo, rápido de manos, solvente defensivamente, no es un blanco fijo, sale y penetra la guardia del rival con velocidad y hace mucho daño, pega fuerte.

Lo único que tiene en contra es su nacionalidad, puede no ser atractivo para el mercado estadounidense, lo que le convertiría en un peleador que se dedique a defender su título en Ucrania.

Mthalane, un monarca cómodo 

El récord del sudafricano Moruti Mthalane, campeón de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), dueño de 36 victorias (24 nocauts) y 2 derrotas, posiblemente infunda temor y lo presente como un peleador de peligrosidad mayúscula. Sin embargo, Mthalane solo ha enfrentado a cuatro peleadores conocidos, desarrollando casi toda su carrera en Sudáfrica. Cuando le tocó batallar contra un tipo de nombre, en este caso Nonito Donaire, sucumbió por nocaut el 1 de noviembre del 2008.

Tras ese descalabro, sumó un triunfo importante por nocaut contra su coterráneo Zolani Tete, defendiendo con éxito el título de la FIB por primera vez el primero de septiembre del 2010. Después tuvo un compromiso complicado contra el excampeón filipino John Riel Casimero, resolviéndolo por nocaut.

La tercera victoria importante la consiguió en Panamá, vapuleando a Ricardo “El Matemático” Núñez en el 2012. Tras enfrentar a Núñez, solo ha peleado con boxeadores de poco nivel.