•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Cuando acepté volver a la pelota profesional sabía que no era venir a dar cuatro hits por juego o robarme 20 o 30 bases”, le dijo Everth Cabrera hace unos días al periodista mexicano Gaspar Silveira Malaver, redactor del diario de Yucatán, haciendo referencia a que sus expectativas al arribar al beisbol azteca no eran grandes.

Sin embargo, ante el asombro de todos, incluso el de él mismo, Cabrera se ha establecido en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB)  y con los Leones de Yucatán se ha convertido en un bateador sobresaliente, a tal punto que a lo largo de 41 partidos disputados en el segundo campeonato se ha mantenido por encima de los 400 puntos y por largo tiempo se sostuvo como el líder de los bateadores.

A la jornada de hoy, en la que su equipo se enfrentará a los Piratas de Campeche, Cabrera llega como el tercer mejor artillero del campeonato mexicano con un average de .404, únicamente superado por su compañero de equipo Leonardo Heras (.429) y por Yuniesky Betancourt (.407) de los Guerreros de Oaxaca.

El nicaraguense es el líder en imparable conectados con 67, seguido muy de cerca por Betancourt (66), Delmon Young (62) y Brian Hernández (60). Otro departamento en el que Everth sobresale es el de porcentaje sobre las bases al registrar un promedio de 462 puntos, ubicándose entre los cuatro mejores del torneo. 

Mucho trabajo

Asimismo, el nandaimeño se sitúa en la tercera posición entre los jugadores con más carreras anotadas de todo el campeonato al presentar 37 anotaciones. Dentro de su equipo, Cabrera es además el cuarto máximo impulsador de carreras con 21, y el segundo mayor robador de bases con siete.

Es el sexto con más dobles conectados con ocho y el tercero con más triples conseguidos con dos. Revisando estos registros no quedan dudas sobre lo útil que Everth está siendo para los Leones de Yucatán, equipo con el que se coronó en el primer campeonato de la LMB.

Sobre su gran actuación con los Leones, lo que espera para lo que resta de temporada, Cabrera manifestó que “sigo trabajando, no me conformo con lo que he logrado hasta ahora. Sé que mi average está bastante alto y que he puesto en juego la bola muchas veces.

Y mi físico está bien, estoy enfocado en la defensa, en tratar de hacer las cosas de la mejor manera posible. Estoy haciendo ajustes día a día, este es un juego de ajustes”.