•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En su más reciente apertura, el pasado sábado, Jacob deGrom lanzó su primer juego completo del año ante los Filis de Filadelfia, líderes de la división Este de la Liga Nacional. El “as” de Mets reprimió a sus rivales con puño de hierrro de inicio a fin, dando una cátedra de buen picheo. Propinó 9 ponches, cedió una carrera que fue sucia y todo lo hizo teniendo como rival a Jake Arrieta, ganador del Premio Cy Young en el 2015 con los Cachorros de Chicago.

Jacob deGrom inició el partido lanzando para un porcentaje de carreras limpias de 1.81 y con su gran labor logró reducirlo a 1.71. Estuvo soberbio en el montículo, bueno, toda la temporada ha lucido sublime, tanto que en esta época de la sabermetría (estadíticas avanzadas) y de otras estadísticas meticulosas su desempeño no pasa por desapercibido, a pesar de tener un récord de 8 victorias y 7 derrotas que en otra época se catalogaría como rendimiento paupérrimo para un líder de rotación.   

En esta era a los lanzadores no solo se les valora por el récord de victorias y derrotas, sino también por la prevención de carreras. De eso se trata el picheo y Jacob es probablemente quien mejor lo ha hecho este año en Grandes Ligas.

Toda la campaña ha gobernado como  líder de efectividad manteniéndose por debajo del 2.00, lo que lo convierte o posiciona como un fuerte aspirante al Premio Cy Young de la Liga Nacional, premio que ha sido acaparado por Max Scherzer en las dos últimas temporadas del viejo circuito.

Monstruosamente dominante

Jacob deGrom tiene 204 ponches en 168 entradas lanzadas. Es un lanzador duradero y dominante, lo que se refleja en que ha hecho 14 aperturas de al menos siete entradas con no más de dos carreras limpias. Max Scherzer, de los Nacionales de Washington, tiene 12 aperturas de este tipo y Aaron Nola de los Filis de Filadelfia tiene 10, pero deGrom tiene marca de 3 victorias y 4 derrotas en esos juegos, mientras Scherzer tiene foja de 6-3 y Nola tiene registro de 9-0.

Scherzer y Nola son los principales competidores de deGrom para el premio Cy Young. Scherzer, quien ha ganado el galardón tres veces, es considerado el candidato más fuerte, no solo por su registro de 15 triunfos y 5 reveses, sino también porque lidera la Liga Nacional en ponches, WHIP, WAR y todas las categorías que conllevan dominio y durabilidad de picheo.

Sin embargo, deGrom podría alzarse con el premio por su efectividad, durabilidad, consistencia y mayor número de aperturas de calidad. Un antecedente que beneficiaría la candidatura de Jacob es que hace 8 años Félix Hernández lideró la Liga Americana en efectividad con 2.27 y entradas lanzadas con 249.2, registros que le valieron para ganar el Premio Cy Young a pesar de un récord de 13 victorias y 12 derrotas. Fue un momento decisivo en el proceso de votación.

En su carrera de cinco temporadas en el mejor beisbol del mundo DeGrom ha conseguido logros importantes, entre ellos el premio de Novato del Año en la Liga Nacional en el 2014. Un año más tarde, en la Serie Divisional ante los Dodgers de Los Ángeles, logró dos de las tres victorias de los Mets, una ante Clayton Kershaw y la otra ante Zack Greinke. En el 2018 espera sumar a su vitrina el premio Cy Young.