•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Club Deportivo Walter Ferretti enfrentará ante el Tauro FC de Panamá una verdadera prueba de fuego, un obstáculo mayúsculo en el camino rumbo a la etapa de semifinales de la Liga Concacaf.

Sin embargo, empujado por esas ansias de hacer historia y alcanzar un mayor protagonismo en la competencia, el onceno dirigido por el técnico Henry Urbina se presentará al estadio Rommel Fernández Gutiérrez del país canalero, con el objetivo de no repetir la historia del año pasado, cuando se convirtió en el primer club nicaragüense en clasificar a los cuartos de final de este torneo, pero fracasó en el intento por meterse entre los cuatro semifinalistas del evento.

Al igual que en 2017, los rojinegros tendrán como rival a un club panameño, esta vez el Tauro FC, un adversario que representa una incómoda piedra en el camino hacia la historia. No obstante, el Ferretti, que perdió 1-0 el partido de ida de la primera ronda ante el Club Franciscain de Martinica y que clasificó tras ganar el duelo de vuelta con idéntico marcador e imponerse en la ronda de penales, cree tener la fórmula para derrotar a un equipo canalero que viene de superar en los octavos de final al Real España de Honduras, conjunto al que venció 1-0 en el partido de ida y con el que empató a uno en el de vuelta.

Concretar oportunidades, clave

El técnico del club pinolero ha manifestado que ante el Tauro FC sus muchachos desplegarán una estrategia de juego que les permita un accionar “casi perfecto” y que el desempeño del Ferretti “que veremos en Panamá será mejor que el realizado contra el Franciscain de Martinica”, un equipo ante el cual la clasificación no habría sido tan complicada si los rojinegros hubieran mostrado mayor contundencia y efectividad, dos aspectos que no pueden faltarles en su cita de esta noche en territorio panameño.

Ante un Tauro FC, que se caracteriza por lanzarse de lleno a dominar el balón y que suele presentarse con un planteamiento defensivo muy solvente, el conjunto ferretista tiene la obligación de concretar cada oportunidad que logre generarse. La falta de pegada y de definición dentro del área rival pueden pagarse caro.

Desde esta perspectiva, la incorporación del delantero brasileño Bruno Morais, quien no estuvo en los juegos contra El CD Franciscain, puede representar un impulso significativo en el ataque del Ferretti.

En los octavos de final, las proyecciones logradas por Danilo Zúniga y Cristhian Flores fueron claves para que el equipo capitalino se mostrara insistentemente en el área contraria. De volver a ser tan incidentes, como lo hicieron principalmente en el segundo encuentro ante su rival de octavos de final, su ayuda será trascendental frente a los panameños.

Obviamente, la experiencia y calidad de visión de juego, más el aporte que pueda hacer en las jugadas a balón parado, convierten a Samuel Wilson en otro elemento clave para el Ferretti.

Asimismo, será de mucha importancia que Maykel Montiel y Johan Bonilla luzcan enfocados, atentos a conseguir las conexiones necesarias que permitan la construcción de jugadas que aumenten las opciones de gol. En la defensa, el accionar de René Huete, siempre oportuno en sus apariciones, también será importante, así como la seguridad proporcionada por el arquero Denis “El Pulpo” Espinoza.

¿Se repetirá la historia?

Algo seguro es que el Walter Ferretti no sale como favorito ante el Tauro FC, pese a que este equipo es sotanero en la Liga de Futbol de Panamá al presentar balance de cero victorias, dos empates y dos derrotas, para un total de dos puntos.

No es este mal arranque de los canaleros una razón para que el onceno de Urbina se confíe, pues hacerlo significará que crezcan las posibilidades de fallar en esta instancia de la competencia, como pasó en el 2017, cuando tras superar con un global de 5-1 al club beliceño Belmopan Bandits en la primera fase, se perdió en cuartos de final ante el Plaza Amador de Panamá con un marcador global de 2-1.

Los pronósticos indican que la historia volverá a repetirse y que los rojinegros no pasarán a semifinales, pero el equipo pinolero cree en la proeza y, como ya lo dijo Urbina, jugarán en pro de conseguirla.