•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Si hay un jugador clave para que el Club Deportivo Walter Ferretti tenga opciones de dejar en el camino al Tauro de Panamá  y avanzar a la tercera fase de la Liga Concacaf, ese es Denis “El Pulpo” Espinoza, quien con sus oportunas atajadas ha sido pieza importante para que el onceno capitalino haya superado la primera etapa de dicho torneo. 

En la fase previa ante el equipo Franciscain de Martinica, en la tanda de penaltis, Espinoza  le detuvo un disparo a Christof Jougon y anotó un lanzamiento que fue decisivo, dejando en evidencia, por enésima vez, que su rol es el de un protagonista dentro del equipo rojinegro, que hoy necesita verlo en acción con esa seguridad que le caracteriza entre la portería. 

Espinoza es un revolucionario  bajo los tres palos y ataja de toda las formas: por arriba, por abajo y también lo hace a mano cambiada. Es un líder en la plantilla, tiene buen juego con los pies, permanece tranquilo ante los momentos de presión y está preparado para todo. Sin duda, su trascendencia es incuestionable  cuando de grandes partidos se trata y hoy podría volver a demostrarlo.  

Debe inspirarse

En el estadio Rommel Fernández de Panamá, lugar donde Emilio Palacios se convirtió en héroe de la selección de Nicaragua en 2003, al anotarle a los anfitriones un gol en los últimos minutos del partido,  el cancerbero pinolero intentará evitar que su cabaña sea invadida por el ataque del Tauro FC, un equipo que, a pesar no atravesar por un buen momento en la liga panameña, es superior al conjunto nicaragüense. 

De tal forma que siendo conscientes de lo peligroso que podrían ser sus rivales en el ataque, los ferretistas confían en que Denis, quien inspirado suele convertirse en un muro de los lamentos para su rivales, hoy se muestre agigantado bajo los tres palos.