•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Jonathan Loáisiga realizó el pasado miércoles su tercera apertura de rehabilitación y dejó constancia de estar plenamente recuperado y listo para  volver al equipo grande de los Yanquis de Nueva York cuando estos decidan hacerle el llamado.

El nica se enfrentó y dominó durante cuatro episodios al Reading Fightin Phils, novena sucursal Doble A de los Filis de Filadelfia y con suficiente potencial ofensivo como para asustar a cualquier lanzador en Ligas Menores.

Loáisiga estuvo cara a cara contra los cotizados prospectos de perfil zurdo Cornelius Randolph y Adam Haseley, el número 23 y 4 del sistema de los Filis, respectivamente. De los dos solo Haseley pudo hacerle un daño notable al potente lanzador pinolero, al conectarle un cuadrangular solitario que produjo la única carrera que el pistolero de las Sierritas de Managua toleró en su labor de cuatro entradas, tres ponches, una base por bolas y tres imparables. Loáisiga prácticamente anuló el voltaje de la batería rival.

La recta del derecho nicara-güense osciló entre las 94 y 97 millas por hora, su curva devastadora y su mortífero cambio de velocidad estuvieron como en su debut en Grandes Ligas ante los Rays de Tampa, en el Bronx.  En su presentación del miércoles, Loáisiga volvió a demostrar que cuando tiene dominio de sus lanzamientos de rompimiento se convierte en un rival desagradable para los bateadores.

Grandes posibilidades

En todo el mes de septiembre los equipos de Grandes Ligas amplían sus rosters de 25 a 40 peloteros, lo que invita a creer que Loáisiga, quien se ha mostrado saludable en sus aperturas de rehabilitación, volverá pronto a los Yanquis, quienes están necesitados de pícheres tanto abridores como relevistas. 

Su notable mejoría tras algunas semanas en la lista de inhabilitados y su positivo antecedente en el mejor beisbol del mundo hacen de Jonathan un candidato fuerte para reforzar a los Yanquis en el último tramo de la campaña. El nica realizó cuatro aperturas con los Bombarderos del Bronx y forjó un balance de 2-0 con una efectividad de 3.00.