Edgard Tijerino
  •  |
  •  |
  • END

¿Recuerdan la estupenda película Casablanca con Humprey Bogart e Ingrid Bergman? Entonces deben de tener presente esta frase: “Tócala otra vez Sam”. Eso es lo que le dice Rick al pianista, después de haberlo regañado ruidosamente por tocar la canción “El tiempo pasa”, atendiendo la solicitud de Ilse, quebrando una prohibición. Un momento por siempre congelado.

Nosotros, todavía impresionados por el inmenso trabajo monticular realizado hace unos días por Vicente Padilla frente a los Marineros de Seattle, limitándolos a sólo un hit en ocho entradas, parafraseando a Bogart, le decimos antes de subir a la colina para retar a los Medias Blancas de Chicago: “hazlo otra vez Vicente”, como si fuera algo tan sencillo como silbar una ranchera.

Con balance de 1-2 en seis aperturas, mostrando 5.71 en carreras limpias a lo largo de 34 entradas y dos tercios, Padilla, golpeado por 4 jonrones, ponchando a 23 y cediendo 13 bases, va hoy a las 12.05 del día, contra un line-up muy potente en su parte central con Carlos Quentin, Jim Thome, Jermaine Dye y Paul Konerko, y un rival como el dominicano Bartolo Colón, que anda en busca de su restauración, después de haber sido ganador del Premio Cy Young lanzando para los Angelinos en el 2005.

Ex-lanzador de meteoros, Colón, que ha sido perjudicado por una espalda permanentemente agrietada, no volvió a ser el mismo, siendo reducido a 13 triunfos en sus últimas tres temporadas, dos de ellas recortadas a 10 y 19 inicios con Anaheim, y otra limitada a sólo 7 con Boston, sin embargo, cifras en mano, su balance de 2-2 y el porcentaje de 4.05 en efectividad en este 2009 fuera de diagnóstico, lo colocan unos pasos adelante de Padilla.

Con siete triunfos en diez juegos, Texas está atravesando por un buen momento, habiendo saltado al liderato del subestimado Oeste de la Liga Americana, en tanto los Medias Blancas se mueven debajo del agua en la zona central con registro de 13-15 antes del sábado, a cuatro juegos de los sorprendentes Royals de Kansas, y dos detrás de los Tigres.

En su carrera contra los de Chicago, Padilla gana uno y pierde dos con 3.94 en carreras limpias en 32 entradas, sin haberlos enfrentado en el 2008. Aunque diferentes en características, las dos últimas faenas del pinolero contra Oakland y Seattle, han sido alentadoras, y viéndolo recuperar gran parte de su poder perdido, realizando disparos entre 94 y 96 millas, nuestro optimismo crece.

“Tócala otra vez Sam”, es decir “Hazlo otra vez Vicente”, es lo que deseamos, pese a estar conscientes que las actuaciones cumbres no tienen fotocopias inmediatas, excepto en el caso de Johnny Vander Meer con sus dos No Hitters consecutivos en 1938. Ciertamente, no pretendemos otro juego de un hit, o una blanqueada, sino verlo ganar, algo que no ocurre desde el 8 de abril. Hoy Padilla desde las 12:05 mediodía.

dplay@ibw.com.ni