•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La primera vez que los Indios del Bóer se enfrentaron a los Leones de León este año, la suerte les favoreció y terminaron ganando dos de los tres juegos en disputa. Sin embargo, en la primera jornada de la segunda vuelta la fortuna jugó a favor de los felinos, quienes consiguieron dominar la serie 2-1. Así que con balance de tres victorias y tres derrotas en los duelos sostenidos entre ambos en la presente campaña, es fácil deducir que cuando se enfrentan saben fajarse sin límites en busca de exhibir sus argumentos de superioridad. Entonces, ¿cuál de los dos equipos sale como favorito: los Indios con su poderío ofensivo, o los Leones con su picheo de muy buenas proyecciones? 

El Bóer llega a esta serie tras haberle ganado dos de tres desafìos a la Costa Caribe, la novena con el cuarto mejor picheo del torneo, mientras que los leoneses vienen de caer sorpresivamente frente a los Cañoneros de Madriz. De tal manera que el antecedente inmediato de ambos inclina la balanza a favor de los Indios, equipo cuya ofensiva es tan fuerte que lidera el campeonato en average con un promedio colectivo de .328, en imparables conectados con 420, en jonrones conseguidos con 39,  en dobles ligados con 74 y en carreras impulsadas con 257. Esos números dejan claro que el equipo capitalino es un verdadero dolor de cabeza para los lanzadores, sin importar que sea el líder en efectividad, como lo demostraron el fin de semana pasado descifrando a Ernesto Glasgon, hasta entonces el lanzador más efectivo de la competencia. 

 El Bóer ha lucido superior a la tropa felina en cuanto a estadísticas. Archivo\END

A ese bateo temible desde cualquier ángulo, León buscará hacerle frente con un staff de lanzadores que colectivamente tira para 2.81, ubicándose en la sexta plaza del campeonato. Es el picheo leonés el segundo máximo ponchador de la temporada con con 233 y el tercero con menos bases por bolas otorgadas con 84.

El asunto con el picheo occidental, proyectado desde principio de la temporada como el más dominante, es que no ha sido consistente y eso puede pasarle factura ante el Bóer, cuyos bateadores no pierden oportunidad para hacer daño. 

Los duelos entre sí

En las dos primeras series que han disputado este año, el Bóer ha lucido superior a la tropa felina en cuanto a estadísticas, no solo en bateo, sino también en picheo. En los seis juegos en los que se han enfrentado en este 2018, el bateo de los Indios promedia 296 puntos, por encima del .246 de León. La Tribu suma ocho dobles por seis de los melenudos, dos triples por ninguno de sus rivales y tres jonrones por ninguno de los leoneses. En picheo, los lanzadores del Bóer tiran para 2.81 cuando se enfrentan a la ofensiva felina, mientras que los pistoleros de León se elevan hasta los 4.41 cuando se paran frente Wuilliams Vásquez y compañía. De tal manera que si estos números pueden utilizarse para determinar un favorito, las flechas apuntan hacia el equipo capitalino, que desde el 2009 lidera el clásico nacional con récord de 32 triunfos y 28 reveses a lo largo de 16 series. 

La Tribu suma ocho dobles por seis de los melenudos, dos triples por ninguno de sus rivales y tres jonrones por ninguno de los leoneses. Archivo

¿Podrá Chontales ?

La otra serie a la que hay que prestarle especial atención es a la que sostendrán los Toros de Chontales, el mejor equipo de la temporada, y el Frente Sur Rivas, el vigente campeón.

Los Toros saltarán al terreno de juego en busca de ganar su decimotercera serie de forma consecutiva, y las posibilidades de lograrlo son mayúsculas, sobre todo porque enfrentarán a un rival al que ya le han ganado dos series esta temporada. Con su picheo frío y dominante y con su bateo siempre solvente, los Toros tienen sobrados argumentos para imponerse en esta lucha.