•  |
  •  |
  • END

Ante un Real Madrid sin alma, ni orgullo, perdido después de la humillación que le hizo pasar el 6-2 que le clavó Barcelona en la jornada anterior, el Valencia se sirvió en bandeja una victoria 3-0 con una comodidad jamás vista ante los merengues en el estadio de
Mestalla.

Al parecer el reloj futbolístico terminó su curso para el Real Madrid desde el duelo con el Barça que le ofreció tantos argumentos de cómo ganar un partido en medio de un fútbol tan vistoso como efectivo.

Ahora se podría decir que el Valencia les puso a disposición la liga a los azulgranas con este triunfo, pero la verdad es que lo que comenzó el Barcelona, el mismo equipo de Pepe Guardiola lo puede terminar siempre que logre un triunfo hoy ante el Villarreal.

Barcelona está a pocos instantes de ganar el título de la Liga Española y con la esperanza de buscar el triplete, pues todavía tiene pendiente la Copa del Rey y la final de la Champions contra el Manchester el 27 de mayo.

Valencia con la urgencia de ganar supo qué hacer siempre con una “orquesta” dirigida por Carlos Marchena y Rubén Baraja sumado a los siempre eficientes David Silva, Juan Manuel Mata y David Villa, quienes fueron los artífices para que este club mantenga la lucha por la Liga de Campeones.

El dominio del Valencia como las pocas ganas de hacer un buen partido del Madrid se notó desde los primeros minutos. Marchena y Baraja le ganaban el duelo del medio campo a Fernando Gago y Javi García que jamás pudieron coincidir.

Tristemente para los blancos, ni Robben, tampoco Raúl, tuvieron llegadas ni ejercieron alguna presión digna del respeto que merece el único equipo que estuvo tan cerca del Barcelona en la tabla de la liga española.

Todo lo contrario fue el Valencia que tuvo para marcar, cambiar de ritmo, tocar el balón a su antojo y hacer el tiempo suficiente para los goles, llegando al área rival con una libertad pocas veces imaginable y posible contra el Real Madrid.

Junto a Barajas y Marchena, Silva, Mata y Villa fueron cómplices de tanto despliegue futbolístico del Valencia. Por la izquierda Mata sigue ofreciendo resultados que impresionan -11 goles y 12 pases a gol en 35 partidos de liga- para sus apenas 21 años.

Joaquín también ofreció su toque para que el Valencia dominara a placer, dejando en el camino en varias ocasiones a Heinze, mientras se combinaba con Barajas y Villa con jugadas exquisitas que dejaron mal parada a la siempre dudosa defensa blanca.

Precisamente fue Mata quien puso el primer tango al minuto 27, luego de una excelente jugada dentro del área, algo similar se produjo con el segundo tanto, pero ahora a cuenta de Silva al minuto 31. La cuenta la cerró Rubén Baraja con un gol de volea de alto kilates al 68 cuando el partido hacía mucho tiempo que estaba en la cuenta del Valencia por falta de actitud de sus rivales y lo bien que lo aprovecharon los locales.