•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Después de un debut categórico, venciendo a República Dominicana en la primera jornada, la selección sub-12 de beisbol de Nicaragua se derrumbó ayer ante Venezuela y cayó por nocaut de 20-5 en el Campeonato Panamericano de la categoría que se realiza en la ciudad de Aguascalientes, México.

El picheo nicaraguense víctima de su propio descontrol y del oportuno y fiero accionar de los artilleros venezolanos vivió un pesadilla, sobre todo en el cuarto capítulo, cuando los sudamericanos produjeron 15 carreras. 

El primer episodio del encuentro fue un verdadero intercambio de golpes. Los venezolanos establecieron una considerable ventaja de 5-0 valiéndose del descontrol inicial del abridor nicaragüense Jeral Bravo y de un ataque de cuatro imparables, entre ellos un doblete. Sin embargo, la tropa azul y blanco respondió al instante como resultado de un operativo en el que Domingo Catín fue golpeado, Tito Martínez y Bravo recibieron bases por bolas,  y en el que Ernesto Arosteguí con un doble y Jean Calderón con un sencillo movieron la pizarra a 5-4. 

El Inning del caos

El partido permaneció así hasta en el cierre del tercer inning, cuando Joel Dixon con un swing violento mandó la pelota al otro lado de la barda y empató el juego, además de haber explotado al abridor venezolano.

No obstante, una entrada más tarde, los relevistas nicaragüenses sucumbieron estrepitosamente ante el bateo de sus rivales sudamericanos. Joshua Lanuza con su descontrol marcó el punto de partido del gran repunte ofensivo de Venezuela, los tiradores Kevin Montiel y José Mena permitieron tres cuadrangulares, uno con las bases llenas y otro con dos abordo, y los pistoleros Rowan Lam y Brian Chévez también cedieron,  y de esta forma los venezolanos produjeron 15 carreras para garantizar el triunfo por nocaut.

Los nicaragüenses volverán a la acción a las 11: 00 de la mañana de hoy contra el combinado mexicano, otro de los grandes rivales en este campeonato, del cual saldrán cuatro clasificados al Mundial de la categoría que se llevará a cabo el próximo año en Taiwán. La tropa nacional viajó a suelo azteca con el objetivo de conseguir su tercera clasificación consecutiva al Campeonato Mundial, y para ello deberá superar las flaquezas mostradas ayer y forjar resultados positivos ante México, Argentina y Aruba, los rivales de su grupo.