•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los Tigres de Chinandega, vigentes campeones de la Liga de Beisbol Profesional Nacional, empezarán la defensa de su título el viernes 30 de noviembre,  cuando se pondrá en marcha le edición 14 de la LBPN, según confirmó ayer Pancasán Arce, presidente de la Liga y quien a partir de mañana participará en la Primera Convención de la Confederación de Beisbol Profesional del Caribe, en donde expondrá el panorama del beisbol profesional en el país. 

Como consecuencia de la difícil situación sociopolítica que atraviesa Nicaragua, el campeonato se recortó de más de 40 juegos a 24 por equipo en la ronda regular, la cual se extenderá durante un mes, hasta el 29 de diciembre, y se jugará de martes a domingo. Asimismo, se confirmó que los equipos podrán contar entre sus filas con cinco peloteros extranjeros, tres menos que lo permitido en anteriores ediciones.  

De acuerdo con Arce, los fondos con los que cuentan como Liga y con los que poseen los equipos permiten cubrir un campeonato que dure aproximadamente un mes y medio; sin embargo, “nada está escrito en piedra, todo estará en dependencia de cuánto apoyo reciba la Liga de aquí a que comience. Si los patrocinadores deciden apoyarnos, entonces, podría ampliarse el número de extranjeros o extenderse la duración de la Liga”, comentó. 

Mismo formato

Se mantiene el formato de competencia. El equipo que termine en el primer lugar clasificará de forma directa a la final y los que acaben en el tercer y cuarto puesto deberán enfrentarse en una serie semifinal al mejor de cinco juegos. Los Tigres de Chinandega, León, los Indios del Bóer y los Gigantes de Rivas se mantienen como las cuatro franquicias en contienda. 

Cada equipo que pase de la primera ronda podrá escoger dos refuerzos y, al menos, uno de estos debe ser nacional. Las dos novenas clasificadas a la final también podrán reforzarse, así como el conjunto que resulte campeón de cara a su participación en la Serie Latinoamericana, la cual se llevará a cabo el próximo año en el nuevo Estadio Edgar Rentería de Barranquilla, en Colombia.