•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En su paso de siete temporadas en el beisbol organizado con los Bravos de Atlanta, Omar Obregón nunca bateó 300 puntos de average  en una temporada —el año pasado  en la categoría Doble A bateó 320, pero en 8 juegos—. Su discreto aporte a la ofensiva se convirtió en el argumento apremiante para que los Bravos decidieran prescindir de sus servicios y darle de baja el 28 de abril del corriente año. 

Sin embargo, el nica tomó una gran decisión al quedarse jugando en Estados Unidos, para ser más exactos en la Liga Independiente de la Frontera, compuesta por 12 equipos y con una existencia de 88 temporadas. En esta liga, al esteliano le está yendo tan bien que es líder de los bateadores, gracias a promedio de 376 puntos, el cual es producto de 103 imparables en 274 apariciones en el cajón de bateo. Obregón compila un cuadrangular, 14 bases robadas y 25 carreras impulsadas. Su rendimiento está siendo mejor de lo esperado. 

Lucha fuerte por el título

No será tarea fácil para el oriundo de La Trinidad terminar la temporada con la corona de bateo, pues detrás de él, en la lista de los mejores bateadores, está un rival que promete arrebatársela. Se trata de un jugador consagrado de la Liga, el venezolano Santiago Chirino, que ha sido dos veces All Star de la Liga de la Frontera.

Chirino promedia 374 de average, producto de 132 imparables en 353 visitas al home, la diferencia con el pinolero es microscópica, apenas de dos puntos.  Es tan apretada esta lucha que no da tiempo para parpadeos, pues, quien lo haga perderá terreno.  Esta sana competencia obligará al pinolero a mejorar, será muy beneficioso en su desarrollo como pelotero. 

Manos mágicas

Omar Obregón, tiene 24 años de edad y mucho camino por recorrer en el rey de los deportes, siempre demostró ser un pelotero muy solvente a la defensiva, muy seguro con su guante. Lo está dejando en evidencia en la Liga de la Frontera al posicionarse  entre los 10 mejores campo cortos con un porcentaje de fildeo de 965.

Este buen desempeño le puede abrir nuevas ventanas de oportunidades, pues muchos peloteros que destacan en ligas independientes despiertan el interés de los equipos de la pelota invernal o de las ligas profesionales de Japón, Corea y Taipéi. Incluso, más adelante podría obtener otro chance en el beisbol organizado.