•   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El delantero Paco Alcácer, por el que el Barsa pagó 30 millones de euros al Valencia en el verano de 2016, se marchó cedido una temporada al Borussia Dortmund a cambio de unos 2 millones de euros además de la ficha del jugador.

El acuerdo de cesión fue confirmado por la entidad azulgrana y en el mismo se especifica que al término de la misma el equipo alemán tendrá una opción de compra de 23 millones de euros más 5 millones en variables y el Barça se reserva un derecho de tanteo, así como el 5% de un traspaso de Alcácer a un tercer equipo.

Alcácer se va sin haber convencido a nadie. En total jugó 51 partidos con la camiseta del Barsa en las diferentes competiciones, 28 en el primer curso con Luis Enrique como entrenador y 23 en el pasado, ya con Ernesto Valverde en el banquillo azulgrana.

Las palabras del entonces secretario técnico azulgrana Robert Fernández sobre él fueron premonitorias: “Es muy buen jugador, aportará, pero tiene que aprender muchas otras cosas. Viene a un club grande donde estará rodeado de los mejores y tendrá tiempo de ir aprendiendo”.

No se adaptó

Pero no tuvo tiempo y le costó asimilar la forma de jugar del Barsa. En el primer curso, Luis Enrique contaba con él como el cuarto delantero por si la mágica tripleta Messi-Suárez-Neymar sufría algún percance.

Jugó 21 partidos de Liga (937 minutos) y marcó seis goles; en la Copa consiguió dos más en cuatro partidos (272) y en la Champions no estrenó su marcador en los tres partidos que jugó. En total, 28 partidos y ocho goles en 1,385 minutos.

Con la marcha de Neymar al Paris Saint Germain y el cambio de entrenador (Valverde por Luis Enrique), las expectativas eran otras para Alcácer, pero el club sustituyó a Dembélé por el brasileño y pese a la lesión del francés, el delantero de Torrent tampoco tuvo excesivas oportunidades.

De hecho, aún jugó menos con Valverde que con Luis Enrique. El ‘Txingurri’ lo utilizó en 17 partidos de Liga (4 goles, 693 minutos), en 3 de Copa (2 goles, 197 minutos), en dos de Champions (1 gol, 95 minutos) y en uno de la Supercopa de España (7 minutos, sin goles).

Esta temporada, el técnico azulgrana se decidió por confiar en Munir antes que Alcácer para cualquier eventualidad en la delantera.

En total, Alcácer marcó 15 goles en los 51 partidos en los que fue alineado en la delantera del Barsa para un total de 2,377 minutos.