•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En su cuarta apertura de rehabilitación y posible última en Ligas Menores de ser llamado al equipo grande de los Yanquis de Nueva York en los próximos días, cuando los roster se amplíen a 40 jugadores, Jonathan Loáisiga permitió cinco imparables, entre ellos un jonrón, solo admitió una carrera limpia, propinó tres ponches y no otorgó bases por bolas en cuatro episodios de labor, en el juego que sus Truenos de Trenton se impusieron 8-1 sobre el Altoona Curve, equipo sucursal de los Piratas de Pittsburgh en la Liga del Este, categoría Doble A. 

Cuando el derecho nicaragüense subió al montículo en la parte baja de la primera entrada, ya contaba con ventaja de 1-0 gracias a un operativo de tres imparables con el que sus compañeros atacaron al abridor rival Cam Vieaux, sin embargo, también él fue tempranamente sacudido y recibió dos cañonazos en ese episodio, siendo uno de esos el cuadrangular conectado por Cole Tucker, el primer bateador al que enfrentó. En el siguiente inning, Loáisiga se mostró mejorado y sin meterse a complicaciones retiró en orden a los tres rivales que se pararon frente a él, dos de ellos fallaron con batazos dentro del cuadro. 

Cierre de actuación

En el tercer capítulo, el prospecto número tres de la organización de los Yanquis, volvió a pasar apuros, pero no permitió carreras. Abrió la entrada ponchando a Alfredo Reyes y dominando a Tucker, su verdugo en el inicio del juego. No obstante, KeBryan Hayes le conectó sencillo y Jordan George le ligó un doblete, poniendo corredores en posición anotadora. El nica logró salirse del problema obligando a Will Craig a fallar en una línea a la zona de las paradas cortas. Un episodio después, Loáisiga admitió un imparable, pero resolvió la ronda sumando par de ponches a su cuenta. Ese fue su último inning de trabajo y muy probablemente el último de su proceso de rehabilitación en Ligas Menores, tras haber sido puesto en la lista de lesionados por malestares en el hombro.

En cuatro salidas de rehabilitación, una de ellas en la Liga de Novatos de la Costa del Golfo y las otras tres en Doble A, el nica completó 11 episodios de labor, recorrido en el que permitió tres carreras limpias para una efectividad de 2.45. No ganó ni perdió, pues en ninguna de sus salidas tiró cinco entradas.