•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La selección sub-12 de Nicaragua puso fin a una racha de dos derrotas en el Campeonato Panamericano de la categoría y con un triunfo contundente de 18-1 sobre el combinado de Argentina mejoró su récord a dos victorias y dos reveses, quedando lista para hoy, a partir de las 11:00 de la mañana, buscar la clasificación a la segunda etapa ante el representativo de Aruba, un rival que se perfila acccesible.

Tras vencer a República Dominicana con marcador de 8-3, caer por súper nocaut de 20-5 ante Venezuela y sufrir una paliza de 11-2 frente a México, la tropa nacional supo aprovechar las debilidades de los argentinos y recuperó terreno en el campeonato. Con un ataque de seis cuadrangulares, conectados por Lenín Berríos, Domingo Catín, Tito Martínez,  Ernesto Arosteguí, Jeral Bravo y Norvin García, los pinoleros solo necesitaron de cuatro episodios para conquistar su segundo triunfo.

A ese gran accionar ofensivo súmenle la destacada labor monticular de Melvin Hernández, quien no atravesó mayores dificultades mientras dominaba a los suramericanos, que tras este revés presentan un balance de cero victorias y cuatro derrotas. 

Enfocados en el objetivo

Luego de comenzar el torneo perdiendo dos de tres juegos, a los nicaragüenses se les volvió una obligación cerrar la ronda regular con victorias sobre Argentina y Aruba, para poder meterse a la Súper Ronda, donde los mejores del grupo A se medirán a los mejores del B. Una vez cumplida la obligación de superar a los argentinos, los nicas necesitan imponerse hoy a los de Aruba para mantener vigente el objetivo de meterse entre los cuatro mejores y clasificar al Campeonato Mundial de la categoría, el cual se llevará a cabo en Taiwán el próximo año. 

La tropa nacional viajó a territorio mexicano con solo un mes de preparación como consecuencia de la crisis sociopolítica que atraviesa el país, pese a esto ha logrado una destacada labor en la ciudad de Aguascalientes.