•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La selección de beisbol de Nicaragua categoría sub-12 cumplió con los pronósticos ante el representativo de Aruba y con una gran faena monticular de Jeral Bravo y los jonrones de  Domingo Catín y Norvin García se impuso por nocaut de 11-1 en cinco episodios, logrando de esta forma su clasificación a la Súper Ronda del Campeonato Panamericano, etapa en la cual tendrá un duro desafío al enfrentar al club de los tres mejores del grupo A, integrado por Estados Unidos, el gran favorito del torneo, Cuba y Panamá, dos rivales de cuidado. 

El combinado pinolero, con su ofensiva suelta tras la paliza propinada a la selección de Argentina un día antes, se fue encima del picheo de Aruba y tras irse en blanco en la primera entrada produjo siete anotaciones en el segundo episodio, añadió una más en el tercero, otras dos en el cuarto y una más en el quinto para concretar la victoria por la vía rápida. En este bravo accionar ofensivo sobresalieron Norvin García, quien bateó de 3-2 con su tercer jonrón del evento; Jeral Bravo, autor de par de imparables y un gran trabajo desde el montículo; Ernesto Arosteguí, impulsador de dos carreras en tres turnos; y Domingo Catín, protagonista del otro cuadrangular nica en el partido. 

Reto gingantesco

Cumplida la misión de situarse entre los tres mejores de su grupo tras los cinco juegos de la primera vuelta, la tropa nacional piensa ahora en la Súper Ronda, instancia que pondrá en marcha hoy enfrentando al fuerte equipo de Cuba (8:00 a.m.), continuará mañana fajándose contra los panameños (11:00 a.am) y cerrará el sábado midiendo fuerzas con la selección de Estados Unidos (8:00 a.m.)  Sin duda se trata de un reto gigantesco, pero que debe superarse si es que se quiere mantener vivo el sueño de clasificar al Campeonato Mundial de la Categoría que se realizará el próximo año en Taiwán. 

Además de enfrentar a rivales que se perfilan muy complicados de vencer, Nicaragua tendrá en esta segunda etapa dos problemas con los cuales lidiar. El primero de ellos es que el sistema de competencia señala que los equipos clasificados acarrean sus victorias o derrotas contra sus rivales de grupo que también pasaron a la siguiente ronda. Es decir, que la azul y blanco llega a esta instancia del torneo con un récord de cero triunfos y dos reveses, pues México y Venezuela, ante los que cayó con marcadores abultados, también clasificaron. 

El otro problema es que no podrá contar con Tito Martínez, lanzador estelar y tercer bate del equipo. Martínez sufrió una fisura en la muñeca de su mano izquierda luego de barrerse mal cuando intentaba robarse la segunda almohadilla en el juego de ayer. Sin duda una pérdida importante de cara a una etapa tan crucial.