•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Más allá de la llegada de Cristiano Ronaldo a la Juventus de Turín y de los refuerzos del Liverpool inglés o el Atlético de Madrid, el 'mercato' del verano europeo fue menos espectacular que hace un año, cuando el París SG rompió la baraja con las llegadas de Neymar y de Kylian Mbappé por más de 400 millones de euros.

ITALIA - La sensación CR7

Para atraer al quíntuple Balón de Oro Cristiano Ronaldo, el club turinés gastó más de 100 millones de euros y tuvo además que aligerar su plantilla. El argentino Gonzalo Higuaín tomó rumbo al Milan, en el marco de una compleja operación que deparó el regreso de Leonardo Bonucci a la Juventus, y el camino inverso del prometedor Mattia Caldara (24 años).

El Inter de Milán, que regresa a la Liga de Campeones, se reforzó con el belga Radja Nainggolan (24 millones de euros y dos jugadores cedidos a la Roma), con el central Stefan De Vrij, el lateral Sime Vrsaljko o los delanteros Matteo Politano y Keita Baldé, cedido por el Mónaco.

La Roma logró hacerse con un campeón del mundo, el francés Steven Nzonzi, llegado del Sevilla, donde será reemplazado por su compatriota Maxime Gonalons, que tomó el camino opuesto. El club 'giallorosso' convenció asimismo al argentino del PSG Javier Pastore y al prometedor Justin Kluivert, hijo del exdelantero holandés Patrick.

ESPAÑA - ¿El Atlético, el gran beneficiado?

En España, los principales clubes ficharon de forma prudente y a bajo coste, como el Real Madrid y el FC Barcelona, al acecho de buenas oportunidades en valores seguros. Por parte azulgrana, el brasileño Malcom se desvió a Barcelona cuando iba camino a Roma desde Burdeos, y el chileno Arturo Vidal y el francés Clément Lenglet reforzaron asimismo a los vigentes campeones de Liga.

En el Real Madrid, a pesar de la pérdida de CR7, se ha optado por no acometer ningún fichaje de campanillas, como los señalados por la prensa de Neymar y Mbappé. Sí llegaron el arquero belga Thibaut Courtois, el lateral vasco Álvaro Odriozola y el delantero centro Mariano Díaz, con el que usó el derecho de tanteo con el Olympique de Lyon cuando el hispano-dominicano ya tenía pie y medio en el Sevilla.

Pero los fichajes más onerosos han llegado de manos del Atlético de Madrid y del Valencia, los otros dos clubes españoles en Liga de Campeones. Los 'Colchoneros' golpearon fuerte conservando a Griezmann, Oblak, y Diego Costa, y fichando al campeón del mundo Thomas Lemar por 75 millones de euros, el fichaje más caro este verano en la Liga. En Valencia la lista de refuerzos impresiona: Kevin Gameiro, Michy Batshuayi, Goncalo Guedes, Daniel Wass, Denis Cheryshev...

ALEMANIA - Pocas novedades

El belga Axel Witsel, que jugaba en el TJ Quanjian chino, regresa a Europa para ayudar a un Borussia Dortmund en fase de reconstrucción. Su buen papel en el Mundial con los 'Diablos Rojos' y los 20 millones de euros que empleó el Borussia Dortmund en su fichaje desataron las expectativas.

El internacional español del FC Barcelona Paco Alcácer llegó cedido a Dortmund para cubrir las vacantes de Aubameyang y Batshuayi.

Y el Bayern dejó salir al internacional alemán Sebastian Rudy rumbo al Schalke por 16 millones de euros.

INGLATERRA - Cierre prematuro

La decisión de adelantar la fecha límite para realizar fichajes (al 9 de agosto), mientras en el resto de Europa dura hasta el 31 de agosto, puso a los clubes ingleses en desventaja.

En su búsqueda de un primer título en la Premier desde hace 29 años, el Liverpool fue el que más gastó, reforzando puestos clave en el equipo de Jürgen Klopp. Dos errores calamitosos de Loris Karius durante la final de la 'Champions' pasada ante el Real Madrid evidenciaron la necesidad de reforzar el arco. El brasileño Alisson Bécker (Roma) se convirtió por 72,5 millones de euros en el arquero más caro de la historia, aunque el español Kepa Arrizabalaga le superaría al fichar por el Chelsea por 80 millones.

Fabinho y Naby Keita darán profundidad y dinamismo al centro del campo, y el suizo Xherdan Shaqiri ofrece una alternativo a los delanteros Sadio Mané, Roberto Firmino y Mohamed Salah.

El campeón Manchester City sólo firmó al argelino Riyad Mahrez, y sus vecinos del United no colmaron los deseos de refuerzos del técnico José Mourinho.

FRANCIA - PSG bajo la espada del fair-play

La amenaza de sanciones por parte de la UEFA en el marco del fair-play financiero contiene al París SG a la hora de reforzar su plantilla, y obligó al conjunto parisino a desprenderse de valores como Pastore o el español Yuri Berchiche, aunque a un día del cierre del mercado no se descartan las opciones del español Juan Bernant (Bayern Múnich) o del brasileño Filipe Luis (Atlético de Madrid) para reforzar la defensa.

La incorporación de más renombre es la del veterano arquero italiano Gianluigi Buffon... a coste cero.