•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una victoria sobre Cuba, sin importar la categoría, ha sido desde siempre una hazaña para las selecciones nicaragüenses, sobre todo porque en el torneo que sea, difícilmente, por no decir imposible, se es favorito cuando los cubanos están enfrente.

La historia no miente, Nicaragua ante Cuba pierde mucho más de lo que gana. Sin embargo, la selección sub-12, salvaje y aguerrida, desechó los pronósticos, y en una demostración implacable de bravo picheo y oportuno bateo, superó de forma categórica 5-2 a Cuba en el inicio de la segunda vuelta del Campeonato Panamericano que se disputa en la ciudad de Aguascalientes, México.1 Victoria  y dos derrotas es el actual balance de la selección de Nicaragua en el Campeonato Panamericano. Cortesía \END

El combinado azul y blanco saltó al terreno de juego con la ambición de hacer historia, y tan pronto como pudo empezó a provocarle daño al picheo cubano. En el primer inning, par de imparables ante el abridor isleño Lázaro Suárez fueron una seria advertencia de lo que los nicas podían hacer. Una entrada más tarde, apareció Joshua Lanuza para con un swing violento mandar la bola al otro lado de los jardines y poner así el 1-0. Luego, en el tercer capítulo de la historia, Suárez se descontroló y tras golpear a Lenín Berríos y a Ernesto Arosteguí fue víctima del incogible con el que Norvin García amplió la ventaja a 2-0. Al instante, el abridor cubano realizó un lanzamiento descontrolado que propició la tercera anotación pinolera. 

Cuba responde, nicas definen

En el propio cierre del tercer inning, los isleños reaccionaron y aprovechando las dos bases por bolas otorgadas por el abridor nica Domingo Catín, se acercaron 3-1. Sin embargo, en una gran movida del cuerpo técnico, apareció en rol de relevista García y no les permitió mayores libertades a los cubanos, sometiéndolos hasta el final del encuentro y limitándolos a solo una carrera más, que fue producto de tres errores de la defensa en el cierre del sexto. 

García, quien ya había empujado una carrera y estaba sorteando con maestría a la artillería isleña, volvió a mostrarse incidente desde el cajón de bateo y en otra exhibición de poder tumbó la cerca para en la apertura del sexto producir la cuarta anotación de Nicaragua. Este fue el cuarto jonrón de Norvin en el torneo. En el último episodio, como para ponerle sello al triunfo y descartar cualquier sorpresa en la última bateada de los cubanos, el chavalo Joel Dixon conectó el tercer cuadrangular de la tropa nacional en el encuentro y puso en la pizarra el 5-2 definitivo. 

Hoy contra Panamá

Tras este triunfo categórico ante una selección de Cuba que en la primera ronda registró solo una derrota  en cinco juegos, siendo superada únicamente por Estados Unidos, la selección de Nicaragua, con récord vigente de un triunfo y dos reveses, se medirá hoy (11:00 a.m.) a la de Panamá en un duelo de trascendental importancia para mantener vivo el sueño de avanzar a la ronda de medallas y consecuentemente clasificar al Mundial de la categoría que se llevará a cabo en Taiwán el próximo año. Luego de chocar fuerzas contra los canaleros, los nicas enfrentarán mañana a Estados Unidos, el gran favorito del torneo.