•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hablar de Alexis Argüello es reencontrarse con el parpadeo de las luces que a lo lejos hacen permanente su recuerdo. Eso debe haber motivado al grupo que dirige el Salón de la Fama, encabezado por Emmett Lang, también presidente del Comité Olímpico, para dedicarle la promoción 2018, que incluye a siete atletas y una personalidad y que se realizará el día 22 de septiembre en el Centro de Convenciones del Hotel Crowne Plaza. El púgil Adonis Rivas, las basquetbolistas Fanny Solís, fallecida, y Carlota Green, el cácher Genero Llanes, la volibolista Luby Rodríguez, el jugador de futbol Martín Fletes, el especialista en tiro Walter Martínez, y el historiador Bayardo Cuadra, serán los ocho nuevos miembros del salón.

Antes eran muchos

Coincidencia plena de opiniones sobre los merecimientos de Alexis Argüello. El tricampeón mundial de boxeo, considerado figura cumbre de nuestro deporte, entró al Salón de la Fama en la primera promoción junto con Denis Martínez y un grupo de atletas altamente calificados en nuestro discreto nivel de competencia. Carlos García estaba al frente de las operaciones y discutí con él largamente como lo expuse en mi programa radial y en el periódico, que para la promoción inicial, bastaba con Alexis y Denis, que después, se ampliara el radio de ingreso. Con la terquedad que siempre lo caracterizó, Carlos desestimó la sugerencia y prefirió el tropel. Entraron 35, en aquel 1994, y al año siguiente, en la segunda promoción, asústense, se agregaron 49. Un total de 84 en dos años. ¡Qué locura!

Se ha mejorado

El objetivo de mi propuesta era lo especial que eran Alexis y Denis en el firmamento del deporte nacional. No era necesario alguien más. Pero ni modo…el tiempo fue pasando y las discusiones alrededor del Salón y sus procedimientos se fueron perdiendo en la nada, hasta que algo se hizo por mejorar con la creación de una comisión encabezada por el Lic. Iván García. Al mejorar las evaluaciones, la cantidad año tras año se redujo poco a poco. Todavía ocho me parece mucho, pero hay quienes son colocados al margen de la cuartilla. 

Dimensionar a Argüello es sencillo. No se necesita de una memoria exuberante y conocimientos profundos. La proyección alcanzada por el flaco explosivo es de dominio hasta de parte de quienes no lo vieron en acción, y en eso se apoyaron Emmett y sus compañeros, para dedicarle esta promoción.