•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La selección sub-12 de beisbol de Nicaragua reaccionó muy tarde ante Panamá y cuando quiso levantarse en busca de una remontada no le quedó tiempo para más, lo que puede catalogarse como una verdadera tragedia, pues esta derrota con pizarra de 11-7 ante los canaleros puso en riesgo su clasificación a la ronda de medallas del Campeonato Panamericano que se realiza en la ciudad de Aguascalientes, México. 

El combinado pinolero golpeó primero al adelantarse 1-0 en la segunda entrada gracias a una base por bolas negociada por Joshua Lanuza, un doblete de Cristofer Trejos y un sencillo de Kevin Montiel. Sin embargo, Panamá empató en el cierre del segundo y en la parte baja del tercero le dio vuelta a la pizarra poniéndose al frente 5-1, producto de un ataque de cinco imparables, entre ellos un doblete. 

Ventaja definitiva 

En el cuarto, el equipo azul y blanco se acercó 5-3 como resultado del cuadrangular con uno en base de Kevin Montiel. No obstante, los panameños ampliaron su ventaja a 9-3 sacándole el máximo provecho a un ataque de cuatro incogibles y a dos errores de la defensiva nicaragüense. En este episodio, el abridor Jeral Bravo salió explotado y el relevista Ernesto Arosteguí también fue castigado. Entre el quinto y el sexto capítulo, los canaleros se extendieron hasta las 11 anotaciones, sentenciando a los pinoleros.

Pero en su última chance, cuando todo parecía acabado, la antes silenciada ofensiva nacional despertó y con el doblete conectado por Arosteguí y el jonrón de Bravo, ambos batazos con corredores en bases, movió la pizarra a 11-7, que al final fue el marcador definitivo, pues el relevo de los panameños reaccionó a tiempo para sus intereses y cerró las puertas a cualquier remontada nica. 

La selección nacional volverá a la acción esta mañana (8:00 a.m.) para enfrentarse al representativo de Estados Unidos, el único invicto del evento y gran favorito al título. Nicaragua urge de una victoria que le permita mantener vivas las opciones de clasificación al Mundial de la categoría, pero ante los norteamericanos esa misión se perfila imposible. Ganar ayer era trascendental.