•   West Palm Beach, Florida.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Melvin “Melo” López volvió a danzar sobre la cuerda del triunfo en Estados Unidos. La noche del viernes en el Centro de Convenciones en West Palm Beach, Florida, el nica derrotó al mexicano José Cárdenas (16-3, 13 nocauts) por decisión unánime (98-92, 97-93, 96-94), conquistando el título NABA 118 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), el tercer cetro regional en su carrera tras haber ganado anteriormente los cetros latinoamericanos y mundial juvenil del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

La tarjeta que más se apega a la realidad del combate es la de 96-94. Fue un triunfo justo pero no por un margen mayor a tres puntos. A “Melo” le costó, sufrió mucho, sobre todo en los primeros cuatro asaltos, en los que el mexicano, sacándole provecho a su alcance por ser más alto y largo de brazos, estuvo midiendo con la mano izquierda al nica, conectándolo claramente y desconcertándolo.

Un argumento válido que bien puede usar Melvin en su defensa es el hecho de no poder encontrar ni una pelea en video de Cárdenas. Fue hasta que subió en el ring que lo conoció boxísticamente, costándole muchísimo el acoplamiento, hasta que, a partir del quinto round, el nica comenzó a dominar las acciones, teniendo un cierre positivo que decantó el combate a su favor. La velocidad de “Melo” y los golpes a la zona baja, le restaron condiciones al azteca, que poco a poco empezó a quedarse parado, sin respuestas. Incluso, en el octavo round pudo ser noqueado, no obstante, al nica le faltó esa “alma de guerrero” que señala su entrenador, el cubano Osmiri “Moro” Fernández. 

Detalles a mejorar

Fue el triunfo número 16 sin derrotas para Melvin y el segundo en Estados Unidos desde que su apoderado William Ramírez decidió que hiciera carrera en el país norteamericano. Ganó bien el nica, pero debe trabajar más, sobre todo en tener una mayor continuidad en su golpeo y no dejarse robar la iniciativa, porque cuando le toque enfrentar a rivales de muchísima más exigencia le puede costar el resultado.

Un punto importante que ha mejorado el nica es su estado físico. Trabajando con el “Moro” finalmente encontró la estabilidad en sus condiciones. El viernes terminó los 10 asaltos con el oxígeno necesario para continuar, incluso lo que finalmente le aseguró el triunfo fue el cierre de la pelea. También es indispensable mejorar su puntería, falló muchos golpes en la primera mitad, lo que al final causa desgaste.

En términos generales, fue un triunfo positivo que al nica le deja muchas lecciones. Se habla de que podría regresar al ring el próximo 30 de septiembre en Filipinas, donde enfrentaría al local Jhunriel Ramonal, con balance de 14 victorias (7 nocauts) y 8 derrotas, sin embargo, lo mejor sería que descanse y regrese al ring en octubre. La pelea contra Cárdenas fue un poco desgastante, de manera que sumar dos combates seguidos en menos de 30 días puede ser contraproducente.