•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ante los Orioles de Baltimore, un equipo fuera de juego desde hace ya buen rato y el que más veces ha sido derrotado este año en Grandes Ligas, Erasmo Ramírez buscará dejar en el olvido su última presentación contra los Padres de San Diego, el tercer conjunto con más derrotas este año y que lo explotó en tres episodios produciéndole siete carreras limpias hace menos de una semana.

La intriga alrededor de la apertura de esta noche, la séptima del sureño en la actual temporada, es cuál Erasmo subirá al montículo, ¿será el que fue capaz de dominar en fila a los Astros, los Dodgers y los Cascabeles o el que naufragó ante los Padres luciendo tan vulnerable?   

 Toros apalean a los Dantos

No sería justo acusar a Erasmo de atravesar un mal momento solo por su flaqueante presentación contra San Diego, no es que se busque alguna justificación, pues realmente fue muy castigado; sin embargo, sus tres categóricas presentaciones antes de caer abruptamente el pasado 29 de agosto, dicen mucho de su capacidad y de los recursos con los que cuenta para mantenerse el máximo nivel.

Erasmo Ramírez viene de una discreta presentación ante los Padres de San Diego.

Cabe señalar que en el beisbol, deporte imprevisible por excelencia, hasta el más dominante de los lanzadores puede sucumbir ante el menos peligroso de los equipos. Hoy, en el Safeco Field, la casa de sus Marineros, Erasmo se medirá a un club en similar contexto al de los Padres; es decir, en números no luce temible, pero cuidado la historia vuelve a repetirse.  

El valor de las estadísticas

En el beisbol se maneja le premisa de que “las estadísticas no mienten” y en base a ellas pueden realizarse enfoques previos sobre un partido o determinado jugador. Sin embargo, hay ocasiones en las que no es así.

Por ejemplo, Erasmo con su efectividad de 1.13 en sus primeras tres aperturas tras volver de la lista de lesionados daba la impresión de tenerlo todo para dominar a San Diego, considerados uno de los equipos más limitados en su accionar ofensivo. Pero ocurrió todo lo contrario: los Padres explotaron a Ramírez. 

​​ Selección sub-12 termina aventura en México

Para el duelo de esta noche, las estadísticas señalan que el rivense enfrentará a un equipo que antes de la jornada de anoche presentaba un terrible récord de 40-96 y que de sus últimos 10 juegos había perdido siete.

Erasmo Ramírez viene de una discreta presentación ante los Padres de San Diego.

Los Orioles son además el quinto conjunto, pero con promedio ofensivo (.239), el sexto que menos carreras impulsa (516) y el quinto que menos imparables conecta (1,112). Eso sí, cuenta con artilleros de cuidado como Adam Jones, líder en promedio (.286) y en carreras impulsadas (55) del equipo, y Tray Mancini, el primero en carreras anotadas (60) y en jonrones conseguidos (21).   

A esa ofensiva se medirá Erasmo, quien presenta balance de una victoria y tres derrotas en un total de seis aperturas, de las cuales tres pueden considerarse de calidad. Su efectividad es de 6.28 como resultado de permitir 20 carreras limpias en 28.2 episodios lanzados, recorrido en el que ha permitido 36 incogibles, entre ellos nueve jonrones, ha otorgado siete bases por bolas y ha ponchado a 20 bateadores.

 Dodgers a un juego

Tomando en cuenta solo sus actuaciones después de volver de la lista de inhabilitados, se tiene que Erasmo lanza para 4.26 y sus rivales le batean para un promedio de .293. Así que en busca de mejorar estos números, el pícher sureño retará a una ofensiva que no intimida, pero que podría rebelarse como lo hizo hace unos días la de San Diego. 

El rival

En el montículo el rival de Erasmo será Josh Rogers, quien el pasado 28 de agosto realizó su única apertura de esta 2018 ante los Azulejos de Toronto, equipo al que derrotó luego de una labor monticular de cinco entradas completas en la que permitió siete hits (1 jonrón), admitió tres carreras limpias otorgó una base por bolas y ponchó a dos rivales.