•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ustedes lo ven frente a la pantalla del computador y quedan genuinamente impresionados de su material. Es algo que logró constantemente Vicente Padilla. Eso sí, el picheo del nicaragüense Jonathan Loáisiga como debutante, es mejor orientado, más maduro y con mayor efectividad.

 Marcos Caballero podría dirigir al “Chocolatito”

El factor confianza que apunta Johnny Sain en su instructivo de lanzadores, es parte del material de Jonathan y lo mostró en sus primeras cuatro aperturas dándole forma a dos triunfos sin derrota, y dos inconvenientes en faenas recortadas a 3.2 y 4 entradas contra Seattle y Oakland, permitiendo tres carreras limpias en cada esfuerzo.

Jonathan Loáisiga lució dominante en su regreso al mejor beisbol del mundo.

Entre la incertidumbre que aguijonea el picheo yanqui, Jonathan, que dejó constancia de su futuro, fue llamado nuevamente por el equipo del Bronx y Manhattan, y, ayer, con el marcador en contra 6-3, le entregaron la pelota para fajarse en el cierre del séptimo con el líder jonronero de las mayores Khris Davis.

Fue convincente

El nicaragüense, ante más de 40,000 aficionados en patio ajeno, ponchó a Davis, el cuarto bate, a Stephen Piscotty y Matt Olson. Todos ellos quedaron chequeando sus bates en busca de agujeros.

 Erasmo a fajarse ante Baltimore

Y en el siguiente inning, con los bateadores de Oakland usando anteojos, sometió a Chad Pinder, quien conectó una línea, también a Ramón Laureano, reducido a un elevado, antes que Jonathan Lucroy le recordara que en la Gran Carpa, todo lanzamiento supone un riesgo por muy “gallito” que se sienta un tirador, y le disparara un doblete al jardín izquierdo.

Jonathan Loáisiga lució dominante en su regreso al mejor beisbol del mundo.

Sin embargo, el batazo no alteró el sistema nervioso de Loáisiga, quien ponchó a Marcos Semien en su primera faena como relevista, un sector en el cual, con o sin Chapman —aún en la lista de inhabilitados—, los Yanquis se han visto inseguros.

 Desde Obando, cuatro entrenadores en la esquina del “Chocolatito”

Ayer, en esa derrota por 6-3, abrió y perdió C.C. Sabathia, seguido de Cole y Green, antes del ingreso de Jonathan que mejorando a 2.70 su efectividad, se vio lo suficientemente grande con esos dos ceros y cuatro ponches permitiendo 
solo un hit.  

Urge que soquen

Enfrentando consecutivamente desde anoche a Atléticos y Marineros, sus perseguidores en la lucha por los puestos de comodín, los Yanquis de Nueva York, necesitan de picheo consistente como el del nica, quien regresa al roster, con la fuerte posibilidad de volver a impresionar y ser incluido en la postemporada, y hasta de actuar, siempre que el equipo manejado por Aaron Boone sea capaz de sobrevivir en el duelo a muerte fulminante, y meterse de lleno en los Play Offs. ¿Qué pretenden los Yanquis en cada una de las series a tres juegos de esta semana? Lo ideal sería dos triunfos contra cada uno, Oakland y Seattle. Eso les permitiría ampliar ventaja, pero… ¿podrán hacerlo?