•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El pelotero nicaragüense Omar Obregón, jugador del Windy City ThunderBolts, perdió el título de bateo en el último juego de la temporada regular de la Liga Independiente de la Frontera.

Fue un duro y agitado combate contra el venezolano Santiago Chirino, de los Normal CornBelters, pues ambos llegaron a la última jornada con idéntico promedio de 366 puntos; sin embargo, tras irse de 4-1, Obregón mantuvo su average producto de conectar 108 hits en 295 visitas al cajón de bateo, mientras que Chirino, al batear de 1-1, mejoró a 367 como resultado de ligar 137 imparables en 373 turnos a lo largo de la temporada.

El juego de Obregón fue a las 5:00 p.m. con seis minutos. El nica falló en un elevado al jardín central en el primer inning y una entrada más tarde fue puesto out con un fly de sacrificio al bosque izquierdo. En el cuarto episodio conectó un imparable, en el séptimo recibió base por bolas y en el noveno falló con otro elevado a la pradera central. 

Dos horas después del inicio del juego de Obregón, Chirino entró en acción y consciente de que necesitaba un imparable para adueñarse del liderato, lo conectó en su primer turno. Fue un doblete al jardín central con el que elevó su average a .367. Inmediatamente lo sacaron del partido y así se adueñó del trofeo de campeón de los bateadores.  Chirinos es un referente de la Liga de la Frontera, tanto que en cinco temporadas ha sido convocado cuatro veces al Juego de Estrellas de ese circuito.

Omar Obregón no conquistó el título de bateo, pero debe sentirse orgulloso de su desempeño, pues ha evolucionado notablemente a la ofensiva y su carrera ha tomado un nuevo impulso después de haber quedado fuera del beisbol organizado.

Benard cierre en .282

Isaac Benard, hijo de Marvin Bernard, también jugó en la Liga de la Frontera y lo hizo para la novena de los Transverse City. El muchacho culminó la campaña bateando 282 puntos con 7 cuadrangulares y 38 impulsadas.