•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La selección nacional de futbol de Nicaragua tiene previsto viajar hoy a Panamá, donde hará escala para luego partir hacia San Vicente y las Granadinas, país en el que debutará ante los locales en la etapa clasificatoria a la Liga de Naciones de Concacaf.

Los seleccionados nacionales, dirigidos por Henry Duarte, van con la mirada puesta en conseguir la victoria y encaminarse al objetivo principal, que es ascender a la Liga A y así alcanzar un cupo a la Copa Oro de la Concacaf.

Para esto, Duarte ha planeado una selección con base en dos pilares fundamentales. Por un lado, ha trabajado en un esquema táctico que le permita aprovechar mejor los recursos de sus jugadores y, por el otro, ha trazado una estrategia en la que el ímpetu juvenil de algunos seleccionados y la valiosa experiencia de otros se combinen de tal forma que exista una selección balanceada, capaz de responder a las exigencias físicas y técnicas que plantean estas eliminatorias.

Nos observan

Para el estratega, “clasificar a la Liga A es bastante duro, pero tenemos que ponernos objetivos bastante altos. Estamos haciendo variaciones en el planteamiento táctico, sobre todo porque la gran mayoría de encuentros que hemos jugado últimamente han sido contra equipos caribeños y creo que ya nos conocen bien. El objetivo es presentarles una Nicaragua distinta a la que ya conocen. Yo creo que la selección ha mejorado mucho, tanto que ahora nuestros rivales nos estudian, nos tienen cuidado. Por eso creo que es importante hacer algunas modificaciones, para que los rivales se encuentren con una sorpresa”.

Según Duarte, uno de los puntos débiles de la selección nacional tiene que ver con el ritmo de juego de la mayoría de los seleccionados, lo cual obedece a que “tienen varios meses sin jugar y el torneo Apertura apenas lleva tres jornadas. Ese bajo ritmo y poco volumen de futbol es el que nos preocupa, pero creo que con el trabajo que se mostró en estos últimos días en la concentración, las cosas mejoraron”.

El costarricense admite que ha investigado, a través de algunos videos, a la selección de San Vicente y las Granadinas, y confiesa que es un equipo muy fuerte en la zona defensiva, con jugadores potentes. Duarte considera que su primer rival en estas eliminatorias representa mucho peligro.

La selección nacional enfrentará a San Vicente y las Granadinas el sábado a la 1:00 p.m. en el estadio Arnos Vale de esa isla caribeña.