•  |
  •  |
  • END

No era fácil, porque además de ganarle a Chievo en Verona, el Inter necesitaba la derrota del Milán en el clásico ante Juventus para dar la vuelta. Sin embargo, el Inter ni siquiera pudo cumplir con su parte de trabajo porque, a pesar de estar dos veces en ventaja, tuvo que conformarse con el empate, mientras el Milán y Juventus, peleando bravamente el subcampeonato, mantuvieron el suspenso empatando 1-1, con goles de Seedorf y Iaquinta.

Considerando al Inter inalcanzable, la batalla Milán-Juventus por el segundo lugar, faltando sólo tres fechas, captura la atención del público, pese a que los dos están seguros en la Champions 2009-2010. El Milán, en cierto momento, fue desplazado hasta el sexto lugar, pero reaccionó enderezándose y ahora quiere ser el “sub”.

El partido Milán-Juve, que cerraba la trigésima quinta jornada liguera, venía precedido por el empate del líder Inter que permitía al Milán, de ganar al Juventus, descontar a cinco puntos su desventaja de la primera plaza.

No lo hizo el conjunto del técnico Carlo Ancelotti tanto por no realizar un buen partido como por encontrarse enfrente a un Juventus mucho más entonado en las últimas jornadas, cuando cedió la segunda plaza precisamente al Milán.

El Juventus, por su parte, tras sus últimos tropiezos tenía la ocasión de recortar su desventaja sobre los milanistas, en la lucha por la segunda plaza, así como asegurarse al menos la tercera, que da acceso directo a la próxima Liga de Campeones de Europa.

Tras una primera mitad algo insulsa, logró el Milán adelantarse en el marcador con un tanto del holandés Clarence Seedorf (m.57), tras recoger un pase de Massimo Ambrosini en rápido contragolpe.

La respuesta juventina no se hizo esperar. Apenas cuatro minutos después, Vincenzo Iaquinta, en perfecto remate de cabeza tras centro del italo-argentino Mauro Germán Camoranesi, estableció la igualada.

Los minutos finales, ya con el juventino Alesssandro del Piero (600 partido con la camiseta del Juventus) sobre el terreno de juego, resultaron emocionantes.

Pero la igualada no se deshizo y ambos equipos se repartieron los puntos, lo que aparentemente parece servir más al conjunto turinés, con tres puntos de ventaja sobre el cuarto, el Fiorentina.

El Inter tendrá que esperar otra jornada para proclamarse campeón
Los pupilos de José Mourinho firmaron uno de los partidos más flojos de la temporada al apenas lanzar contra el marco de Sorrentino. La ausencia por castigo del hasta hoy “pichichi” de la competición y gran referente interista, Zlatan Ibrahimovic, fue primordial para el sino de los lombardos.