•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Román González pelea este sábado en el T-Mobile Arena en Las Vegas, en un contexto difícil para Nicaragua. Una gran parte del país, sumergido en una crisis sociopolítica desde el 18 de abril, se ha volcado en contra del púgil por su apoyo al presidente de la República Daniel Ortega, y guardar silencio ante los centenares de muertos que reportan distintas organizaciones de derechos humanos.

Debido a la inestabilidad del país, Román y su equipo tomaron la decisión de entrenar durante más de dos meses en Coachella, una de las zonas más calientes en California. Ahí el tetracampeón se desconectó totalmente del periodismo, siendo abrigado por la protección de otro nicaragüense, Marcos Caballero, quien será el encargado de dirigirlo en el combate contra Moisés Fuentes este sábado.

Aunque Román le dijo al periodista Salvador Rodríguez de ESPN que no le importaba que la gente le criticara y señalara, hay columnistas como Jorge Ebro del Miami Herald, que consideran que esta situación puede afectarle al cuatro veces campeón del mundo.

En esta entrevista con El Nuevo Diario, Ebro dio su opinión sobre el combate de González contra Fuentes, diciendo que el mar de críticas vertidas en contra del “Chocolatito” puede afectarle, sobre todo, en lo “mental”. También agregó que “el ring no es para subir con banderas de partidos políticos, eso se deja fuera”.

¿Qué podemos esperar de Román González en su regreso tras un año inactivo?

Es una caja de sorpresas tras esas dos derrotas contra el tailandés Srisaket Sor Rungvisai. Un boxeador cambia cuando es noqueado, algunos no se recuperan, no pueden superar el golpe moral, es un enigma realmente saber cómo vendrá Román.

¿Moisés Fuentes representa un peligro para el ‘Chocolatito’?

En los mejores tiempos de Román González, nadie representaba un peligro para él. En su mejor forma, Fuentes no le duraba ni un asalto.

Ahora mismo hay que hacer varias preguntas: ¿Estará bien? ¿No le costará el peso? ¿Podrá recuperarse? ¿Vendrá bien preparado? Es difícil saberlo. 

Nicaragua está pasando por un momento difícil en lo social y lo político, y Román ha sido criticado severamente por su apoyo al presidente Daniel Ortega ¿Le afecta esto a un peleador?

Creo que le va a afectar. Él siempre fue un gran defensor del Frente Sandinista, creo que un deportista debe dejar fuera el aspecto político, el ring no puede ser usado para subir con banderitas de un partido. Creo que al final toda esta situación política, que ojalá se acabe pronto en Nicaragua, puede afectar a Román.

¿En qué aspecto puede afectarle?

En lo mental, sobre todo, no le será tan fácil pelear sabiendo que lo que él defiende está en cuestión por la mayoría del pueblo. 

A Moisés Fuentes se la ha criticado por politizar el combate ¿Es correcto la postura de Moisés Fuentes?

No es correcto lo que hace Fuentes. Él está utilizando esta situación para vender la pelea. Pero a Moisés se le puede ver diferente porque no es nica, diferente a la forma en que se ve a Román por ser el peleador de la nación en conflicto.

Apuesta a Golovkin

Hablemos sobre Golovkin-Canelo, ¿quién gana este sábado en Las Vegas?

Creo que Golovkin ganó la primera pelea, al menos se llevó ocho asaltos. Creo que triunfará Golovkin otra vez. Mucha gente considera que Canelo es un peleador sucio por el tema del dopaje, eso va a manchar su legado.

¿Quién está más presionado, Golovkin o Canelo?

Canelo sin duda. Él sabe que mucha gente, incluso mexicanos, considera que no ganó la primera pelea. Si pierde va a perder esa aureola de gran boxeador. Este puede ser el momento final de Golovkin.