•  |
  •  |
  • Edición Impresa

De los siete peloteros pertenecientes a organizaciones de Grandes Ligas y que fueron solicitados por los Tigres de Chinandega para que sean parte del equipo que buscará defender el título en la próxima edición de la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN), cuatro ya fueron autorizados, siendo estos Jesús López, short stop de los Atléticos de Oakland; Ismael Munguía y Rodolfo Bone, jardinero y cácher, respectivamente, de los Gigantes de San Francisco; y Aldo Espinoza, segunda base de los Dodgers de Los Ángeles. 

Los Tigres, actuales bicampeones de la Liga Profesional, permanecen a la espera de la confirmación a los permisos solicitados de los tiradores nicaragüenses Diomar López (Padres de San Diego) y Nelson León (Mets de nueva York), además del venezolano Manuel Cachutt (Rojos de Cincinnati).

Grandes incorporaciones

En 84 juegos este año con el Beloit Snappers, en Clase A, Jesús López forjó un promedio ofensivo de 239 puntos, resultado de haber conectado 72 imparables en 301 turnos al bate. De sus incogibles, 15 fueron dobles, 2 triples y 10 jonrones. En total, anotó 33 carreras, empujó otras 41, negoció 18 bases por bolas, se ponchó 56 veces y presentó un porcentaje sobre las bases de .293.

Por su lado, Ismael Munguía, quien comenzó la temporada en la Liga de Novatos de Arizona y que luego fue ascendido a Clase A para jugar con el Augusta GreenJackets, promedió en esta última categoría 226 puntos, consecuencia de haber ligado 30 hits en 133 apariciones legales, recorrido en el que consiguió un doble, 3 triples y un jonrón. En sus números aparecen nueve carreras anotadas y 17 empujadas, seis bases por bolas y 22 ponches, además de un porcentaje sobre las bases de .261.

En 24 juegos con los Gigantes en la Liga de Verano de República Dominicana, Rodolfo Bone compiló un promedio ofensivo de .317, gracias a 20 hits en 63 visitas al plato. Entre sus imparables aparecen tres dobles y dos triples, y en total sumó 10 carreras anotadas y 12 empujadas. Por su parte, Aldo Espinoza, en la Liga de Novatos de Arizona, jugó 18 partidos y en 51 turnos al bate acumuló 17 cañonazos, entre ellos cinco dobles. Su average fue de .333 y finalizó con 10 carreras anotadas e igual número de remolques.