•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Histórico. El tetracampeón del mundo Román “Chocolatito” González cumplió ayer dos años de haber derrotado a Carlos Cuadras, un triunfo memorable en el que conquistó su cuarto título en cuatro categorías distintas.

Fue el 10 de septiembre del 2016 cuando Román superó al mexicano, arrebatándole el cetro 115 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), y superando las tres coronas conseguidas por el mítico Alexis Argüello.

Este lunes, González cumplió con su segundo día de entrenamiento en Las Vegas, bajo el mando de Marcos Caballero, quien cuenta con el apoyo de Alfredo Corrales y Luis González, papá del peleador. Previo al adiestramiento, el muchacho marcó 118 libras. El objetivo ayer era ubicarlo en 115, o, al menos, media libra por encima de la categoría. No hay problemas con el peso. 

Encuentro con Fuentes. Román y su rival mexicano Moisés Fuentes harán su entrada al lobby del hotel MGM Grand este martes a la 1:00 p.m., hora de Nicaragua, 12 del mediodía en Las Vegas. Por lo que conocemos de González, no se espera un alarde de bravuconería, a pesar de que el mexicano bien se merecería un susto por utilizar la crisis política de Nicaragua para calentar el combate. ¡Qué error!

Román Chocolatito González tiene dos derrotas, ambas contra Rungvisai. Archivo/END

Será interesante ver cómo actúa Fuentes ahora que tendrá enfrente a Román. Quizás intentará intimidarlo o perjudicarlo mentalmente como ha intentado hacerlo brindando declaraciones, llegando hasta el punto de decir que Dios está con él y no con el nicaragüense. El round emocional del cara a cara a veces es importante. Si no vean el ejemplo de Vernon Forrest antes de ser noqueado por Ricardo Mayorga. El tromponero noqueó al boxeador técnico.

Más actividades. Mañana miércoles, Gennady Golovkin y Saúl Álvarez brindarán conferencia ante los medios de comunicación, la última previo al combate. Allí no estará Román, tampoco Fuentes. Sin embargo, por la tarde, a las 4:00 p.m., los organizadores programaron un entrenamiento público con los boxeadores que forman parte del paquete Pago Por Evento (PPV por sus siglas en inglés), ese incluye al nicaragüense.