•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nunca antes un combate de Román “Chocolatito” González había causado tanta expectativa en los días previos. Este sábado enfrenta a Moisés Fuentes en el T-Mobile en Las Vegas, sin título en juego, pero con muchas preguntas flotando en el ambiente sobre la condición física del tetracampeón, su parte mental tras dos derrotas durísimas contra Srisaket Sor Rungvisai  y el contexto sociopolítico que vive Nicaragua desde el 18 de abril, del cual no se ha salvado el púgil, severamente criticado por un sector del país que desea verle perder por su estrecha relación con el Frente Sandinista, que lidera el presidente Daniel Ortega.

Todos esos temas han generado una bola de nieve que puede caerle al tetracampeón sin avisarle. Una derrota de Román traería júbilo a una parte del público nica y tristeza para el otro sector que siempre le ha apoyado, mostrándole fidelidad, al margen de su ideología política. Por eso es difícil dar un pronóstico sobre qué sucederá el sábado con González. Sin embargo, el uruguayo Bernardo Pilatti, columnista de boxeo en ESPN, es de los que piensan que indefectiblemente estas situaciones deben perjudicar al tetracampeón. A eso pueden sumarle que el rival que tendrá enfrente tiene la oportunidad de su vida, le supera físicamente y puede convertirse en una caja de sorpresas. 

1 Año  sin pelear acumula Román González desde su última derrota con Srisaket Sor Rungvisai.

¿Qué podemos esperar de Román González contra Moisés Fuentes este sábado?

Lo más importante es que Román volverá a pelear, él tiene un nombre, es una figura comercial, el show boxístico le necesita. Los dos boxeadores plantean incógnitas. ¿Veremos bien a Román, en condiciones? En el caso de Fuentes, es un hombre que puede plantearle problemas porque supera al nicaragüense en físico, y en pesos mayores se ha visto mejor. 

¿Es un peligro Moisés Fuentes para el “Chocolatito”?

Sí es un peligro porque es un hombre que, por ejemplo, en las peleas contra el Ratón Larios se le vio muy fuerte, asimilando golpeo. Fuentes se va a fajar, tiene buen volumen de golpeo. Del “Chocolatito” no sabemos cómo llega, no sabemos cómo le puede afectar el clima político que vive Nicaragua, los cambios de entrenador, todo eso en cualquier boxeador causa problemas de concentración.

¿Cuánta importancia tiene el cómo triunfe Román contra Fuentes?

Tiene mucho que ver, porque de eso dependerá el rival que enfrente después. Seguramente los que manejan al Chocolatito buscarán apurarlo para un combate de título mundial, y tomando en cuenta eso, aparece la opción de Khalid Yafai, la posibilidad de enfrentar al ganador de Juan Francisco “El Gallo” Estrada-Sor Rungvisai o el chance de medirse al japonés Kazuto Ioka. Hay rivales fuertes que esperan al “Chocolatito” por lo que ha sido. Tengo mis dudas de que se le haga fácil la victoria, creo que va a sufrir contra Moisés Fuentes.

¿Cómo puede manejar un boxeador el tema de las críticas cuando una gran parte del país le quiere ver perder por su ideología política?

Por un lado está bien que no diga nada, es lo correcto para no exponerlo. Ya estar involucrado en política le trae problemas, sabemos que esa es su elección y tenemos que respetar la decisión de los seres humanos en cuanto a sus ideologías. Pero yo tengo en cuenta que es una figura que genera este tipo de reacciones. Él sale peleando por su país, un país que necesita tanto que el deporte sea independiente para que sirva de unión y no de separación, especialmente cuando hay tanta polarización.

Una derrota de Román traería júbilo a una parte del público nica y tristeza para el otro sector . Archivo\END

Los ídolos deportivos deberían servir para acercar posiciones y pacificar. Entonces, tomando eso en cuenta, esta situación debe ser terrible para el “Chocolatito”, nadie es invulnerable al clima que se vive en Nicaragua, no solo lo vive él, también sus familiares. 

¿Hace bien Moisés Fuentes en calentar el combate utilizando la política? 

Es un error de Fuentes, no tenía que sacarle partida a eso, es un tema triste. Fuentes mezcló hasta temas religiosos, esto no es bueno. El deporte debería estar alejado de estas situaciones.  

Marcos Caballero será el cuarto entrenador para Román desde la muerte de Obando en el 2016. Esto deja en evidencia la inestabilidad en el equipo de González…

Sin duda que refleja inestabilidad. Cuidado, esta vez será crucial tener a un entrenador con la suficiente experiencia humana para que puedan manejar la presión del “Chocolatito”. No sé si la persona que lo dirigirá esta vez puede hacer eso, sin embargo, creo que Gustavo Herrera era la persona idónea en ese aspecto, como lo fue Wilmer Hernández en su momento. Pero al margen de eso, las personas que manejan al “Chocolatito” debieron ser hábiles para escoger la persona adecuada.

Si Román fuese sorprendido y perdiera contra Fuentes ¿Debe retirarse?

Si pierde siempre va a ser una sorpresa, pues entre ambos pugilistas hay una diferencia boxística enorme. Pero atención, Fuentes se ha visto mejor que el “Chocolatito” en pesos superiores. Si pierde Román, no creo que deba decirle adiós al boxeo, pero tendría todo cuesta arriba.