•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La persecución que los Cerveceros de Milwaukee han hecho a los Cachorros de Chicago, ha sido tan tenaz y agobiante, como la realizada por el Inspector Javert a Jean Valjean en Los Miserables, la monumental obra de Víctor Hugo. El lunes, después de imponerse 3-2 en un duelo entre ellos, los Cerveceros que han resuelto favorablemente seis series consecutivas, se acercaron a solo un juego de los terriblemente atormentados Cachorros, que podrían ser desplazados hacia la temida “muerte súbita” entre comodines. Para evitar eso, necesitan seguirse manteniendo contra vientos y mareas en el liderato del sector central, resistiendo las embestidas del equipo de Milwaukee que junta en el corazón de su line-up a Jesús Aguilar con 31 jonrones y 97 remolques, Travis Shaw (28-77) y Christian Yelich (28-86). ¿Podrán hacerlo los Cachorros? En estos momentos, faltándole 19 juegos al equipo de Chicago, esa pregunta no tiene respuesta.

Báez, el gran cañón

En el inicio del mes de agosto, el día 6, los Cerveceros amanecieron a juego y medio de los Cachorros, pero el 26 se encontraban distantes cuatro juegos, y el 6 de septiembre, a cuatro y medio. Con un impulso de tren bala, ganando 8 de sus últimos 10 juegos, los Cerveceros se han volcado aprovechando que los de Chicago pierden 6 de 10, para rascarles la espalda apenas un juego atrás. En un momento como este, la peor noticia para los Cachorros es la pérdida por problemas en la espalda del zurdo Jon Lester, su mejor escopeta, ganador de 15 juegos por 6 reveses, agregando el pobre voltaje de Kris Bryant limitado a 11 jonrones y 46 empujadas en 85 juegos y el porcentaje hecho astillas de Kyle Schwarber con 239 puntos. Ben Zobrist, tercero entre los bateadores de más alto porcentaje en la Liga Nacional con 314 puntos y el explosivo Javier Báez, impulsador de 100 carreras con 30 jonrones y 21 robos, son los grandes pilares con el apoyo de Anthony Rizzo, quien suma 24 vuelacercas y 92 remolques.

Tres brazos fuertes

Cachorros y Cerveceros no están batallando solos en el Centro de la Nacional. A solo dos juegos y medio de Milwaukee, y tres y medio de Chicago, se encuentran los Cardenales de San Luis, con serias pretensiones de avanzar con etiqueta de comodín, desde el tercer puesto de una zona. Ellos le sacan ventaja de dos juegos a los Dodgers, sublíderes en el oeste, y cuatro a los de Arizona, instalados en el tercer lugar. Como puede observarse, el alboroto es mayúsculo y no hay nada para nadie. Los “benditos” comodines, antes tan maldecidos, le están inyectando suficiente adrenalina a la recta final de la temporada. Pueden creerlo, los Cerveceros solo cuentan con un ganador de 10 juegos, el derecho Jhoulys Chacin con balance de 14-6 y 3.59 en efectividad, mientras los Cachorros presentan a Lester con 15 triunfos, José Quintana con 12 y Kyle Hendrick con 11, aunque tienen lesionado al salvador de 22 juegos, Brandon Morrow.