•   Las Vegas, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En el último cara a cara previo al combate de este sábado, Moisés Fuentes no fue bravucón frente a Román “Chocolatito” González. Al contrario, ayer dio la impresión que el mexicano recordó que el nica es un tetracampeón del mundo y una leyenda de las categorías pequeñas, y hasta le agradeció por la oportunidad de ser su rival en el T-Mobile Arena en Las Vegas.

“Vengo dispuesto a morir arriba del ring con tal de ganar ante un gran campeón como Román González. Tengo que aprovechar esta oportunidad”, dijo Fuentes en su breve intervención frente a los medios de comunicación, utilizando a Fernando Beltrán de Zanfer como su traductor. Después se levantó Román de su asiento, se dirigió al estrado y tomó el micrófono en compañía de su apoderado Carlos Blandón.

Román fue breve como de costumbre, nada de alardes ni de palabras intimidantes. “Buenas a todos, Dios me los bendiga, agradezco por darme la oportunidad de pelear en esta cartelera. Me siento feliz de pelear con un mexicano fuerte, sé que es muy bueno y un excampeón del mundo, pero vengo en la mejor condición. La noche del sábado será un espectáculo para el pueblo”, afirmó González.

Finalizada la conferencia, Román y Fuentes posaron para las cámaras y sostuvieron su primer cara a cara. González sonrió y le dio la mano, a lo que el mexicano respondió con el mismo respeto, agradeciéndole la oportunidad de pelear con él este sábado. 

El pesaje

Este viernes se celebrará la ceremonia de pesaje en el T-Mobile Arena, a partir de la 1:00 p.m., hora de Nicaragua. Según la agenda, Román y Fuentes deben pelear a las 6:00 p.m., abriendo el sistema pago por evento que tiene programada la empresa Golden Boy Promotions de Óscar de La Hoya. 

González tiene un año sin pelear tras dos derrotas durísimas contra el tailandés Srisaket Sor Rungvisai, la última por nocaut el 9 de septiembre del 2017 en Carson, California.