•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Había serenidad y sobre todo mucha fe en el corazón de Ofilio Castro la mañana del domingo 9 de septiembre. Antes de partir rumbo al estadio Nacional Dennis Martínez, se despidió de su esposa sabiendo que él y su compañera de vida eran los únicos que aún guardaban algún tipo de esperanza de que el artillero de los Dantos pudiera quedarse con el título de bateo.

En una doble cartelera ante el picheo del equipo de Rivas, Ofilio Castro estaría perfecto de 7-7 para asegurar el cetro de bateo en el Campeonato Nacional de Beisbol Superior, con promedio de lujo de .436 puntos, por encima de Wuilliams Vásquez del Bóer quien terminó con .431.

“Esto que ocurrió fue una cosa muy grande para mí, nadie se esperaba que yo tuviera un domingo perfecto a la ofensiva. La única persona que todavía confiaba en mí era mi esposa y Papá Dios que al final me dio ese gran regalo”, aseguró Ofilio.

El sábado Ofilio había retrocedido en su lucha por el título de bateo, tras irse de 4-0 dejando su promedio en .403, ese mismo día en Siuna, Vásquez dio de 3-1 para situar su average en .423 frente al picheo de la Costa Caribe.

De pie hasta el final

“Aunque fallé el sábado, yo nunca me sentí desmotivado, en el beisbol son cosas que pasan. Siempre mantuve mi fe y ya ven lo que pasó el domingo. Ese día cuando llegue al estadio me sentí de lo más tranquilo, no sentía presión y eso fue importante porque cada turno lo tomé tranquilo”, recuerda Ofilio.

“Antes de mi último aparición el domingo, el cuerpo técnico y el estadígrafo del equipo se reunieron conmigo, querían saber si prefería que me sentaran o si tomaría otro turno, yo les dije que iba a batear, que iba a pelear hasta el final, si el título era para mí, que se hiciera la voluntad de Dios y gracias a Dios di de hit”, agregó. Para Ofilio fue su segundo título de bateo conseguido en los Campeonatos Nacionales de Beisbol Superior, tras su conquista de la temporada del 2004 con Estelí, campaña en la que logró .374. El artillero de los Dantos también impuso récord de promedio con bate de madera con su .436, que superan el .434 conseguido por Darrel Campbell en la campaña del 2014.