•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Es el mejor de los tiempos para Blake Snell. En la actual campaña presenta balance de 19 victorias y 5 derrotas, con una efectividad de 2.03 y 195 ponches en un trayecto de 164 entradas lanzadas. Es líder en triunfos en Grandes Ligas y segundo en efectividad en la Liga Americana. El año pasado ningún lanzador ganó 20 partidos, hazaña que el zurdo de los Rays de Tampa Bay puede conseguir este año, pues le quedan de tres a cuatro aperturas antes de finalizar la temporada regular.

Sin dañar alguna sensibilidad, Blake Snell parece estar lanzando con el brazo izquierdo de Dios. En sus últimas 15 aperturas compila 12-2, 1.75 y 107 ponches en 87.2 episodios. Además, ha ganado sus últimas siete salidas en el montículo, registrando 58 abanicados y un microscópico 1.32.  En la temporada tiene 18 aperturas de una carrera o menos, nadie mejor que él en ese departamento. 

Snell se ha posicionado como un fuerte candidato para llevarse los honores del premio Cy Young de la Liga Americana, sin embargo, la lucha por llevarse el galardón del mejor lanzador del circuito parece una reyerta de dimensiones bélicas, pues Corey Kluber (18 –8 con 2.91 y 194 ponches), Chris Sale (12-4, 1.96 y 221), Justin Verlander (15-9, 2.72 y 258), Gerrit Cole (13-5, 2.86 y 251)  y Luis Severino (17-8, 3.46 y 207) también tienen argumentos fuertes  para la distinción.

Kluber ha ganado 2 veces el Cy Young, en el 2014 y en el 2017. Verlander, por su lado, ganó el premio en 2011 junto con el M.V.P del joven circuito gracias a la Triple Corona de picheo. 

El factor War

El WAR es una estadística avanzada de la sabermetría que mide el desempeño global de un pelotero, el nivel de incidencia y de dominio en el juego. El dominio siempre ha sido el parámetro clave que evalúan los escritores en las votaciones para los Premios Individuales en la temporada y para los exaltados al Salón de la Fama.

Chris Sale tiene un WAR de 6.6, Blake Snell 6.0, Corey Kluber 5.3, Justin Verlander 5.0, Gerrit Cole 4.04 y Luis Severino 4.3. Si la batalla por el premio Cy Young tuviera que definirse por este parámetro de evaluación, los principales aspirantes serían Snell, Kluber y Verlander. Como antecedente inmediato de la importancia del WAR para escoger a los mejores de la temporada, esté el del año pasado, cuando Clayton Kershaw lideró la Liga Nacional con 18 victorias y 2.31 de efectividad, sin embargo, el premio Cy Young lo ganó por amplio margen y sin discusión Max Scherzer, quien compiló 16-6 con 2.51, pero registró un WAR de 7.1, superior al de Kershaw,que fue de 4.9.